Capitalismo salvaje y explotación

Era una reunión de trasnoche, hace muchos años atrás. Conversando con un amigo, nos surgió la idea de  iniciar una nueva actividad.

Poco común en nuestra ciudad,  en esa época. La finalidad era hacer algo completamente distinto de lo que veníamos haciendo,  pensando en disfrutar, distraernos  y obtener porque no, un rédito económico.

Al poco tiempo,  él  desistió del intento y como  el tema había despertado mi interés, un día me encontré metido con patas y todo en el nuevo proyecto.No fue una tarea fácil.  No contaba  con los conocimientos necesarios. Me llevo bastante tiempo adquirirlos. Cometí muchos errores  (y  todavía los sigo cometiendo)  pero a pesar de eso, nunca pensé en abandonar. Como en cualquier actividad faltaba la experiencia, que  solo con el tiempo, la vas consiguiendo.  

En la actualidad y después de una gran inversión, la empresa ha alcanzado una envergadura tal que no lo hubiera imaginado cuando comencé. Hoy tengo  bajo mis órdenes a miles de trabajadoras, que inician su tarea al salir el sol y lo hacen prácticamente durante todo el día. No hay domingos ni feriados. Y en la noche cada una en su casa  siguen  encargándose de las tareas del hogar como alimentar a sus críos,  limpiando y ordenando.

Toda mi empresa esta basada en el trabajo de estas obreras. Desde un principio, me esforcé para  que así sea. Ellas son incansables y desempeñan cualquier tipo de tarea siempre de manera eficiente. Aunque  diariamente tengo  que soportar la presencia de verdaderos zánganos que se aprovechan del trabajo de ellas y se pasan los días sin hacer ningún tipo de aporte para sus  familias.

Trabajan por un salario mínimo, en realidad lo único que les doy es una pequeña parte de lo que ellas producen. No tienen obra social, ni jubilación y trabajan  hasta llegar a viejas. 

Hay que tener en cuenta que yo les proveo de sus viviendas. Y no les cobro un peso de alquiler¡¡  Trato siempre de conseguir los mejores  lugares para que las mismas   sean cómodas,  tengan sombra y  sean mas frescas en el verano y  que queden en le invierno  al reparo de los vientos fríos del sur.  

También, me hago cargo del mantenimiento externo y sus alrededores. El interior es responsabilidad de cada familia. Cuando me lo piden hago las ampliaciones necesarias  de  modo que cuenten con  todo el espacio que necesitan para que cada familia se desarrolle en armonía.

Y de la salud que?  También soy el encargado de prevenir sus enfermedades, evitando el hacinamiento, cuidando el ambiente donde viven y trabajan  y en caso de enfermedad pongo a su disposición los medicamentos que se requieran para restablecer su salud. Muchas veces tengo que armarme de paciencia y esperar meses  para que vuelvan al trabajo activo. Y eso quien me lo paga?

Otras de mis obligaciones es el  mantener el orden general. Hay familias que son muy agresivas, existe siempre una rivalidad entre ellas. Hasta son capaces de robarse el alimento sin importarles el  día de mañana. Por suerte, pasados esos momentos de furia, en poco tiempo todo vuelve a la normalidad. Hay algunas excepciones: en algunos casos me  vi  obligado a expulsar a las revoltosas fuera de la empresa. De no tomar estas medidas extremas, puede que un día, envalentonadas por su gran numero,  se  tornen inmanejables.

Así como muchas familias se van cada año en busca de mejores horizontes, llegan a la empresa muchas nuevas, con más ánimo para el trabajo,  permitiéndome  mantener así un equilibrio entre juventud y experiencia.

 Se que esto no es excusa, pero  porque pagarles mas si con lo que les doy,  ellas viven bien.  Solas no sovrevirían ni un día.

No soy el único!!  En esta actividad todos se manejan mas o menos de la misma manera. ¡¡Todos lo  hacen así!!  Incluso muchos,  al enfermarse, las dejan morir sin contemplaciones. O les quitan todo lo producido, obligándolas a mendigar por los alrededores.

Por eso no entiendo que  algunos me  digan que soy un explotador!! 

Anuncios

3 comentarios en “Capitalismo salvaje y explotación

  1. queridisimo tapi.
    Recien hoy (14-04-07), despues de recibir estos escritos durante mucho tiempo, y con leidas superficiales por creer tratarse de cadenas, le presto un poco mas de atención y me percato (sobre todo con este articulo) de quien es el ser que tan bien desliza el trazo por el papel.
    Sin desperdicio tu trabajo. Lastima que la unica que acusa recibo es la tal sonia.
    Prometo una lectura mas profunda como tus letras lo ameritan.
    Un gran abrazo.
    Te felicito y me alegro muchisimo por la novedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s