Abrazos y despedidas

Llega la época del año donde muchos deciden tomar sus inmerecidas vacaciones cortas. Digo, inmerecidas porque son cortas ya que cada uno debería hacerse acreedor  por lo  menos a dos meses de relax total. (El del pantalón rojo puede).

Algunos deciden viajar por aquí nomás, otros mas osados toman el avión en busca de sol y playa o lugares exóticos mas allá.

En todos los casos se repite el ritual de la despedida. Se vayan por medio día o por dos meses, existe esa costumbre del viajero en ciernes, de pasar por tu casa para saludar y avisar que se van. Por lo menos esto es lo que sucede por estos lados.

Este viaje de familiares y amigos no es que haya surgido de un día para el otro, lleva meses de preparación. Uno ya estaba enterado. En este encuentro se usan las consabidas frases de rigor como ser: ¿A que hora salen? ¿Tienen reservación? ¿Cuando vuelven? ¿Es all inclusive?  ¿Dejaron la comida para el perro? ¿Cerraron el gas? etc. etc. Preguntas sobre las cuales a esta altura uno ya sabe todas las respuestas.

Por eso prefiero solo un ¡Buen viaje! ¡Que  lo disfruten!  No me importa como lo hagan, solo que lo hagan carajo.    

Me dan cierta cosa las despedidas de este tipo. Prefiero hacerlas bien cortas o pasarlas por alto. Es como que saludas por si las dudas no nos volviéramos a ver o partieramos al destierro. (+ +Vade retro + +) Y eso que no soy supersticioso. Quizás algún/a psicólogo/a diga que  en el fondo subyace este tipo de temor aunque sinceramente no lo siento.

¿Porque entonces toda esta escena, si  cuantas  veces ocurre que por semanas enteras dejamos de ver a un amigo en el pueblo que ahora se va  solo por tres días a la playa? ¿Acaso es por la distancia? ¿A mayor distancia del punto vacacional, mayor tiempo de despedida?  O es proporcional a lo que dure su ausencia? ¿No sentimos lo mismo cuando el ser querido está  a la vuelta de casa que a tres mil kilómetros de distancia?  

Aclaro, que no es que uno quiera irse sin avisar, como sin pagar las cuentas pendientes. No. A lo que me refiero es a ese momento crucial, cuando te subía al auto con las valijas y partís. Y también con tu familia (Me había olvidado). Particularmente, cuando me ha tocado viajar cerca o lejos allende los mares he tratado que el momento de la partida sea lo mas discreta posible. Que el momento de salir sea una cosa casual, como decir voy hasta la farmacia a comprar  aspirinas y vuelvo. Minga.

Que no requiera muchas palabras y me libre de escenas sentimentales. Y he comprobado que en estas situaciones con mi mujer nos complementamos de manera perfecta. Somos  el día y la noche.  Ella es la que, siempre,  se encarga de repartir los saludos a diestra y siniestra previos al viaje.

Como ven, de las dos situaciones (partida-regreso), prefiero ampliamente la segunda, es decir, el saludo al regresar. Aunque este encuentro signifique reconocer que  las vacaciones están kaput.  El regresar ya es todo un  logro, y si lo hacemos sin haber sufrido ninguna de las cosas que te pueden pasar cuando viajas, vale doble. Eso sí, cuando estas de regreso tratá de saludar a todos en las próximas horas antes de que se te pase el efecto vacacional, que ocurre al día siguiente cualquiera haya sido la extensión de las susodichas. Y no se les ocurra nunca volver de las mismas un día lunes. En pocas horas podes tener  todos los síntomas prevacacionales agravados. En este punto habría mucha tela para cortar. 

Siguiendo con el hilo y lo dicho, otro caso digno de mención es cuando algún amigo pasa a saludar o viene de visita por casa y no necesariamente a pedirte plata. Es muy raro que la puerta de mi hogar esté con llaves (chorros abstenerse porque no hay nada de valor). Muchos llaman a la puerta y se quedan esperando que uno vaya a atenderlos. ¿Para queeeee? ¿Hace falta decirles que como amigos que son, no necesitan anunciarse ni pararse en la puerta a esperar? A los amigos, los considero parte de mi familia más cercana y como tal, son dueños también de mi casa. No necesitan permiso para entrar. Son libres de ir y venir cuando les plazca.  Por supuesto que daría que  pensar si viniera siempre cuando mi mujer está sola, o mas grave aún, siempre a la hora de comer.

Y eso me lleva al momento en que se van. Algunos tienen la costumbre de acompañarte hasta la puerta o la vereda para despedirte. No esperen eso de mi parte, sería como salir a despedir a mi mujer o a alguna de mis hijas cada vez que salen de casa. ¡Cosa de locos!Por eso cuando voy a la casa de un amigo,  abro la puerta (si no esta trancada) asomo la cabeza con un ¡Bueeeenas!, como todo anuncio de llegada y atropello. ¡Y aguántesela!

Y cuando termina el encuentro, no espero que me acompañen hasta afuera porque ya conozco el camino de salida salvo que lo hagan para asegurarse de que uno efectivamente se vaya de su casa. Que en este caso lo comprendería. Por última vez les digo que todo lo que uno tenga para contarles, lo dirá dentro de la casa y no en la vereda para que se enteren todos los vecinos.

Por último para despedirme solo quiero dejarles estas sencillas dos palabras: ¡Hasta luego!  

*Basado en hechos reales. Hecho el depósito que marca la ley, queda prohibido todo tipo de epítetos contra el autor.

Anuncios

12 comentarios en “Abrazos y despedidas

  1. Lo epítetos contra el autor no hace falta expresarlos con palabras, algunos gestos alcanzan.
    El tema que no quieras despedite cuando te vas de vacaciones es para evitar algun pechazo?
    Una preguntita, que son las VACACIONES?

  2. Quizas si te animaras a ponerte un pantalon rojo, las cosas serían distintas.
    Nesti.

    PD por fin concreté lo de la selva. Me voy el 1 de junio, estas invitado, va a estar muy bueno.

  3. Vj:
    Vacaciones: s.f. Dícese del lapso te tiempo en el cual el individuo trata de realizar todas las necesidades insatisfechas en un corto período, para arrepentirse luego en el resto del año de los excesos cometidos.

    Nesti: Para usar esos pantalones hay que tener los 00 bien puestos. Pasame los pormenores del viaje.
    Ya hiciste el seguro de vida a nombre de tu mujer?

  4. jejejeje, tengo una migo que vive en palma de mallorca, el viene casi dos veces al año, y cda vez que va a venir es tooda una cosa de otro mundo , hace años que lo despedidos y lor ecibimos para siempre. pero que se yo eso siemrpe guarda alguna esperanza, alguna magia que extrañamente e traduce a : ” ¿tenes todo? , ¿hiciste las reservas? ¿tenes el pasaporte ?”( es obvio que lo tiene pegado al pecho al pasaporte) y la peor de todas ” ¿ nos vas a extrañar? ” , bah yo kamas me fui mas lejo de icho cruz asi que no se como es irse demasiado lejos para que que me den semejante despedida o avisos de ultimo momento. Aparte de que te sirve acordarte que no desenchufaste la heladera llegando a chascomus..de nada!!!!!! hay que vacacionar sin despedidas ni bienvenidas a desenchifarse de los amigos y de la flia, hay que entrar a las casas de los amigos y comerles todo e irse sin lavar los platos… sisisiis. un beso. ( ups..me colgue escribiendo) chau.

  5. Me encanto eso sobre lo que es la verdadera distancia. Si estar a miles de kilometros, o estar a la vuelta de la esquina. Me quede pensando en eso….
    Un abrazo amigo! Cada vez mejor ud….

  6. naaaaaa yo vine primero ella me siguió, pero la palabra no es andar tampoco… la cosa es que lla me dicta los talentos que yo no descubro antes y yo los visito (/ quede bien no??) ..si somos muy amigas, grandes tomadores de ferné y nos reimos mucho de la vida, dos almas alegres en el firmamento.. jajajaj un beso tapi, chifle si quiere tomarse unos fernezuscos con nosotras….

  7. Gabi, veo que todavía seguis delirando. Cambiá de marca. Te aclaro que a los de mi generación (tengo varias) nos gustaba compartir en las salidas caballitos blancos y chivas. El fernet lo tomo, solo, cuando estoy estreñido.
    En verdad me divierte ver como se divierten ustedes dos. El humor nos salve. Abrazos.

  8. Soy tan, pero tan pegajosa de mi familia que cuando se fueron mis viejos y al otro dia mi hermana lloré como si se fueran por años en un viaje obligado y no de placer… Eso me pasa por irme ultima siempre!!!
    Pero es linda la costumbre de juntarse a ponernos al tanto de las vacaciones de todos!!!

  9. Oiga amigo, esta de vacaciones o anda con las musas en huelga??
    Mire que ando ansiosa por leer algo nuevo de usted…Y de paso aprovecho para recriminarle que hace mucho que no pasa a visitarme…
    Donde anda???
    Beso grande

  10. que buena onda pues yo soy de coatzacoalcos, pues tengo una chica por la venta tabasco con un bebe de un año imedio que rica son las tabasqueñas pues son muy querendona quiero decir quieren con el corazon. portence bien que nada les cuesta.ok

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s