Visita a la selva

 

Nos levantamos poco antes del amanecer. Cuando llegamos al comedor para desayunar, ya se ven las primeras luces del día. Por estas latitudes y en la selva, la noche se despide rápidamente dando comienzo el nuevo día, con un sinfín de sonidos provenientes de la abundante fauna que nos rodea.

Poco después, junto con Johnatan, nuestro guía, bajamos por la senda hasta el embarcadero, donde nos estaba aguardando el bote que nos llevaría hasta el sitio de nuestra programada visita.

Navegamos por las tranquilas aguas del  río Tambopata  por espacio de media hora hasta arribar a los dominios de un chamán de la comunidad nativa  de Ese´eja o comunidad Infierno.

Allí somos recibidos por el “médico nativo”  y después de una breve introducción sobre sus funciones dentro de la comunidad,  comenzamos una caminata por la selva con la finalidad de identificar las distintas especies vegetales que el, utiliza regularmente para tratar las distintas afecciones de aquellos que solicitan sus servicios.

A medida que avanzamos y frente a cada planta, nos va describiendo para que padecimiento la  utiliza, la forma de preparación, y las dosis usuales.

Me cuesta recordar el nombre de cada especie, pero encontramos entre ellas, las que usa para tratar el mal de Parkinson, trastornos digestivos, dolores articulares, reuma,  algunos tipos de cáncer, anestésicos para usar durante el parto o para el dolor de muelas. Precisamente en este momento nos acerca un pequeño trozo de no mas de 2-3 mm de “cordoncillo” y nos pide que la mastiquemos fuertemente, pero sin tragarlo. A los pocos segundos sentimos una especie de fuerte picazón en la boca que termina con los labios y la lengua adormecidos por espacio de varios minutos. Asombroso!

Los distintos remedios, generalmente se preparan rallando la corteza o moliendo las hojas, o las flores, o usando parte de las raíces. Hirviendo los restos con agua por horas hasta que se concentran o dejándolos fermentar. Muchos de estos preparados se mezclan con alcohol y se los puede guardar durante un cierto tiempo.

Tiene también una “pócima del amor”, que utilizan para  atraer al sexo opuesto. Es una especie de perfume que debe usarse por tres días seguidos en presencia de la persona a cautivar. Al parecer ese aroma logra que el incauto termine enamorado de la persona que lo usa.

Mi mujer se mostró bastante interesada cuando el chaman describió la planta, de donde se obtiene un “viagra natural” que cura la impotencia masculina. Como no podía ser de otra manera la llaman “para-para” y el tratamiento dura tres meses, con resultados garantidos, sin efectos secundarios. A pesar de su insistencia, el chamán se negó a venderle cinco litros del jarabe, como ella pretendía.

En esa comunidad, la consulta o la relación medico-paciente es muy diferente a la que nosotros estamos acostumbrados. El chamán  inicia cada sesión estando en  estado de ayuno que significa según el, un estado libre de impurezas. Valiéndose de algunas plantas alucinógenas o hipnóticas como la “liana”, mezcladas con “chicha” es capaz de  descubrir el padecimiento que aqueja a su paciente. De esta manera puede saber que planta utilizar y en que dosis.

Nos despedimos cerca del mediodía, y emprendemos el regreso a la posada, no sin  previa “degustación” de algunos de los licores medicinales más comunes.

Anuncios

2 comentarios en “Visita a la selva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s