Relatos inverosímiles. Las super naranjas.

Cuando decidió comprar el terreno para27 levantar su casa, el ya sabía que el mismo, debía ser generoso en cuanto a las dimensiones, porque soñaba poder contar en el fondo, con lugar suficiente para tener algunos frutales, cultivar una huerta e instalar un pequeño gallinero para tener pollos criados al “estilo campo” y huevos frescos todos los días.
Es por eso, que cuando los albañiles comenzaron a cavar los cimientos, el plantó un conjunto de los mejores frutales que pudo conseguir en el vivero del pueblo. En base a mucha dedicación y cuidados, a los pocos años tenía una hermosa plantación que le brindaba mandarinas, naranjas, limones, pomelos, duraznos y ciruelas.
En general, todos los años era tal, la cantidad de frutas que obtenía que lo que no consumía su familia pasaba a manos de algunos amigos y vecinos.
Pero ese año fue la excepción. Una gran helada fuera de época, en plena floración, hizo que casi toda la producción se perdiera.
Solo el naranjo, en parte, resistió tremendo frío y mostraba un conjunto de pequeños frutos desperdigados por toda la copa.
El comenzó a seguir con atención la suerte de estas pocas naranjas, que se podían ver crecer día a día. Parecía que el noble arbolito, ponía todas sus energías y su esfuerzo en ellas. Al ir aumentando de tamaño y de peso, las ramas que las sostenían poco a poco se fueron arqueando buscando el suelo.
Un día por efecto del viento ocurrió una desgracia. Una de las más grandes que se encontraban casi en la copa se desprendió y dio sobre la tortuga que casualmente pasaba por debajo. Fue un golpe seco, que partió el caparazón de “Felicita” en dos causándole la muerte en forma instantánea. Desde es día decidió vallar el naranjo para que nadie se acercara y evitar que ocurriera cualquier otro accidente.
Llegó un momento que el naranjo parecía ser un sauce llorón, con las ramas péndulas casi arrastrándose por el piso, entonces el comprendió que era hora de alivianar al pobre arbolito de tan pesada carga.
Con la carretilla fue llevando una por una todas las naranjas hacia la piecita del fondo, para mantenerlas a la sombra. Por falta de espacio, las últimas tuvo que guardarlas en el garaje.
La mujer ante tal situación, se puso manos a la obra y como le gustaba cocinar busco recetas que incluyera naranjas entre sus ingredientes. Así preparó lomo de cerdo a la naranja, pollo a la naranja, mero a la naranja, flan de naranja, pato a la naranja, pudín de naranja, gazpacho de naranja, pejerrey a la naranja, pan dulce de naranja, etc, etc, etc. Transcurrido un mes, ya con signos de hartazgo y con algunos malestares gástricos, decidieron buscar otros usos.
Llevaron varias de ellas, al trueque local donde las canjearon por artículos de limpieza y ropa. Cuando se saturo el mercado, decidieron hacer jugo para venderlo en el vecindario. Debido al enorme tamaño, exprimir cada naranja les llevaba más de tres horas, por lo que pidieron a un albañil de la cuadra la moledora de escombros. De esa manera el trabajo se hizo mas ágil obteniendo casi dos litros por ejemplar. El pellejo y la cáscara la usaron para alimentar a las gallinas. Lo hicieron hasta que comenzaron a notar cierta tonalidad anaranjada en los huevos.
Otras fueron a parar a manos de los vecinos. A los pocos días los chicos del barrio armaron un picado en el baldío cercano y a falta de una número cinco comenzó encuentro haciendo rodar una de las más grandes. Que duró hasta que el win izquierdo desde fuera del área le pego de puntín partiéndola en dos, dejando al arquero desubicado ya que una parte se fue por sobre el travesaño y la otra entro mansamente por debajo marcando el primer y único gol del encuentro.
La nota de color, (naranja) la dieron algunos estudiantes de inglés, que usaron los últimos ejemplares que quedaban, para calarlas y reemplazar así, las típicas calabazas durante la festividad de Halloween.

Agradezco especialmente la participación compulsiva de S.C

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s