Agujero Negro

Se acerca el fin del año 2146. La Reina Cristina III, desde su propiedad  residencial ubicada en la provincia de Santa Cristina (Ex Santa Cruz), dirige un mensaje para todos sus súbditos.

Rectificamos: desde la residencia ubicada en la provincia de su propiedad, dicta una serie de medidas destinadas a generar los recursos necesarios para tapar el gran agujero negro de la economía argentina.

Algunos científicos, atribuyen al la aparición de dicho agujero, a la puesta en marcha a principios del siglo XXI, del acelerador de partículas subatómicas en Europa.

Otros, más atinados, coinciden  que su origen es bastante anterior, a dicha fecha, aunque una de las manifestaciones mas importantes de dicho fenómeno se da, allá por el 2001, con el recordado “corralito”. Este fue  de tal magnitud, que al llevarse los bienes depositados en los bancos, dejó en bolas a la mayoría de la población.

Pocos años después, y bajo el lema “El ahorro es la base de la riqueza” en una nueva versión, “El ahorro es la base de la riqueza del gobernante de turno”, de un plumazo se apodera de los millones de dólares que los pobres asalariados  venían juntando en las AFJP para su posterior jubilación.

 

Posteriormente durante el reinado de Nestor II, haciendo escuela, se decide la incautación de todos los bienes atesorados en las cajas de seguridad de las distintas entidades bancarias. Hecho que logra que la mayoría del pueblo que todavía podía guardar un mango, lo hiciera de ahí en más, dentro del hogar. Para contrarestar esto y poder mantener el haber jubilatorio, en un despreciable  10%  del salario vital y móvil, Cristina II,  promulga un decreto que lleva a la requisa y confiscación de todos los colchones, que son reemplazados por delgadas esteras que impiden esconder nada.

Este reinado será recordado también, como aquel donde se estableció el 28 de Diciembre,  como el Día Nacional del Asado, para rememorar la ancestral costumbre argentina de degustar este plato típico. Y que como cualquier otro plato con carne, desapareció de la mesa de los argentinos, hace muchos años, gracias a la tenaz tarea desarrollada por el  Tío Moreno.  Hamburguesas de soja se reparten gratuitamente, ese día, todos los años, a aquellos que concurren al acto que se realiza en la Plaza  25 de Mayo.

 

Con todos estos antecedentes y previo anuncio que en breve serán repatriados los 5.000 millones de dólares que la provincia tiene depositados en una cuenta en Suiza, se toman las siguientes medidas:

 

Nacionalizar los fondos pertenecientes al archiconocido Ratón Pérez, que como todos saben son utilizados en un trueque desigual, de dientes de leche por monedas, por considerárselos como fondos buitres, apátridas y explotadores de la inocencia de nuestros niños. De ahora en más, las  monedas serán reemplazadas por estampitas con la cara de la Reina.

 

Crear el Fondo Ñoqui Solidario. Con el fin de lograr la tan ansiada redistribución de los ingresos (no los suyos, sino los del pueblo) y   aprovechando la centenaria costumbre del laburante argentino, de poner un billete debajo del plato de ñoquis todos los días 29,  una vez reglamentado dicho decreto, el trabajador tendrá la obligación de depositar el 50% de dicha propina en las cuentas abiertas para tal fin. Dicho fondo, será destinado al pago, de los, valga la redundancia, ñoquis que trabajan en el  Congreso.

 

Crear el  IBA (Impuesto al Bolsillo Amarillo)

A fin de simplificar el sistema recaudador, será obligatorio para cada trabajador, llevar en su ropa de vestir, un bolsillo perfectamente identificado de color amarillo. En cada ocasión que el susodicho sea beneficiado  con un ingreso,  por cualquier concepto (donación, regalo, pago salario, renta, etc. etc) tendrá la obligación de colocar sin titubeos, el 75% del mismo, en dicho bolsillo. El contralor de dicha medida, y la recaudación, estará a cargo del ejército conformado por los beneficiarios del Plan No Trabajes implementado por el gobierno de Néstor I,  que este año alcanzo la cantidad de 25 millones de personas, y se encuentra bajo el mando del general D`Elía, un tataranieto del recordado Luis.

 

Con estas sencillas medidas  y agradeciendo la solidaridad puesta de manifiesto por  todos los argentinos, podremos extender el reinado por ciento cincuenta años mas.

¡Viva la Reina!

Anuncios

4 comentarios en “Agujero Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s