Distinto grupo y factor

 Distinto grupo y factor, pero en el fondo todos, la misma sangre. Me refiero a la de esta gran familia que son los Conrero, y que este 24 de Mayo se congregó quizás guiados por un llamado ancestral, allá, en la Colonia Silvio Péllico. El lugar donde se inició precisamente, a principios del siglo 20, cuando Carmen y Domingo (nuestros abuelos) decidieron unirse de por vida.2DO ENCUENTRO LOS CONRERO 049

Y hubo de todo y para todos los gustos. A partir de la media mañana fueron acercándose al establecimiento Don Domingo, con las ansias a flor de piel de volver a verse las caras ( y el resto del cuerpo también) de uno por uno, o de a dos por dos, inclusive de tres por tres, nueve. Con el interrogante de saber, si el paso de los años habría hecho añicos esa última imagen que uno conservaba en la memoria de cada uno de los susodichos. Por suerte todos supieron disimular bien este hecho, ya que comprobé que el pasar de los años, afecta a todos por igual.

Así fueron llegando, algunos a caballo, otros caminando, otros en sulky, e inclusive algunos traídos de las narices. Pasamos los cien decía alguno, refiriendo a la cantidad de asistentes y no a la velocidad de llegada. Parecía el acto de campaña algún político, ya que a medida que uno avanzaba iba saludando, dando la mano, abrazo o beso según correspondiera. Llegué a darle tres besos a la prima mas linda.

Lentamente primero y acelerando con la llegada del mediodía, fueron apareciendo las primeras conservadoras, heladeritas portátiles y un surtido de tapers con gran variedad de tamaños y colores. En este momento comprendí lo que significaba el paso del tiempo y los cambios que este ocasiona. Todos sabemos que no existe reunión, donde no tenga participación primordial, la comida. A diferencia de reuniones de antaño, cuando lo que se ponía sobre la mesa requería quizás varios días de preparación y esmero por parte de las mujeres, hoy ellas, las más jóvenes específicamente, resuelven estos requerimientos, marcando el número de alguno de los muchos deliveris que conocen salvando de esa forma la situación con sencillez y rapidez. En síntesis, en esta oportunidad, la comida pasó a un cómodo tercer o cuarto puesto en la escala de valores.

El primer puesto se lo llevó el hecho del reencuentro, la alegría generalizada, el olvido de algunas viejas disputas (si las hubo) y el sentimiento de saber que uno forma parte de una gran familia. Uno mira a la sartenada de primos/as y tios/as, buscando similitudes en el aspecto físico, ademanes comunes, forma de caminar, de expresarse y verdaderamente las encuentra. Para alguien como yo, que ya ha pasado los treinta, y que tiene el disco duro casi al límite de capacidad el encuentro me ha servido para conocer a todos aquellos que fueron agregándose en los últimos años, varios sobre los cuales solo sabía de su existencia por escuetos mensajes. Estoy hablando de la tercera generación de los Conrero. Como me es difícil memorizar mas nombres, estoy usando (como ya les mencioné) una tarjeta de memoria externa, que es el caso de mi mujer, que es capaz de recordar además de los nombres, la edad, fecha de nacimiento, domicilio, santo correspondiente, señas particulares y asociar y correlacionar todo, con hechos sobresalientes de la época.

De sobremesa, entre mate y mate pudimos disfrutar también de la dulce y joven voz de Isabella que nos interpretó algunos temas en inglés, y que fueron traducidas en simultaneo al piamontés por uno de los hermanos Conrero. Cuando se me ocurrió proponer un concurso de anécdotas divertidas, no pensé que habría tantos con ganas de participar. Como organizador y juez del certamen, creo firmemente que el primer puesto otorgado a Eugenia fue justo. Ella además de recordar varios actos vandálicos perpetrados en su niñez pidió públicamente perdón por lo que les hizo pasar a varias de sus tías/os. Y eso requiere de mucho ovario. Espero que pueda disfrutar del viaje que ganó. Quiero aclarar que Cancún era el destino original, pero por problemas con la Gripe Porcina decidí hacer el cambio por este paquete:

TURISMO AVENTURA – DESCUBRIENDO VILLA EL NAYLON Duración: 3 días/2 noches (si llega)

Al llegar a la Terminal de Ómnibus, personal de la empresa le entregará las llaves del vehículo, Mercedes Benz Descapotable Mod C.T.L.Ch (con todos los chiches), para comenzar el recorrido.

Hospedaje en Hosteria La Bala Perdida. Habitación con baño compartido al fondo a la derecha.

Desayuno, almuerzo y cena. (mejor dicho o desayuno, o almuerzo o cena).

Sitios de interés.

1-Visita a la Seccional 14. Encierro durante dos horas en una de las típicas celdas de la seccional, con reos verdaderos.

2-Caminata por las callecitas internas de la Villa, para descubrir y disfrutar los distintos aromas y sabores del entorno.

3-Visita a la Plaza del Porro, donde podrá conocer el modus operandi de algunos lugareños y adquirir mercancías a precios promocionales. 4-Caminata a la luz de la luna: Donde podrán conocer la interesante fauna felina de hábitos nocturnos.

5-Opcional solo para los amantes de emociones extremas: Esta actividad les permitirá conocer como reaccionan alguna de las especies autóctona frente a un estímulo concreto. Los interesados serán trasladados en horas de la madrugada hasta una esquina típica de la Villa provistos de un megáfono o medio de propalación adecuado. Para lograr una estimulación adecuado y rápida reacción, sugerimos expresar a viva voz alguna de las siguientes frases: Vagos de mierdaaaaa!!!!!!

Muera Perón carajo!!!!

Vamos los millonarios todavía!!!

Tu vieja y tu hermana son putaaaaassss!!!!

Que llevar:

Preferiblemente indumentaria marca Cristian Dior , Armani o superior Calzados Riky Sarkany o superior

Cartera Luis Vuitton

Calzón de lata con candado o cinturón de castidad. (Importante: dejar las llaves en el lugar de alojamiento)

Servicios no comprendidos.

Gastos médicos Seguro del automotor Seguro de sepelio

Siguiendo con el tema de las anécdotas y como por razones ya expuestas no pude participar, quería dejarles este recuerdo que conservo de la casa de los abuelos. Por esos años de mi niñez, no había electricidad, (en ese lugar me refiero) solamente por una pocas horas en la noche la casa se alumbraba con un sistema de corriente continua alimentado por decenas de baterías que se recargaban con el motor del tambo. Quizás por eso las sobremesas de la cena, no eran muy largas. O quizás porque todos sabían que al otro día les esperaba un extenso día de duras tareas. La cuestión que apenas terminada la comida, nos íbamos para el dormitorio de la abuela en busca de nuestra cama. Allí parecía que caminábamos sobre algodones ya que nuestros pasos sonaban tenues, apagados, por efecto del piso de madera que tenía la habitación. Cubiertos hasta las orejas con sabanas almidonadas sin una arruga con pesadas frazadas de lana para mitigar el frío del invierno, en la oscuridad, aguzaba el oído, tratando de identificar los pocos sonidos del entorno campero, el chistido de una lechuza, algún tero sonámbulo. Cada cierto tiempo me sobresaltaba el irregular ronroneo de la heladera a kerosén y el sonido de las campanas del reloj de péndulo de la pared de la cocina que marcaba el paso de las horas. (no recuerdo bien si sonaba cada cuarto o cada media hora)

Al día siguiente a media mañana saltaba de la cama y me esperaba un gran desayuno en compañía de mi abuela, tíos/as, primos y de los peones que hacían un alto en sus tareas para reponer fuerzas. Era común acompañar el gran tazón de mate cocido con fiambres, algún dulce casero, miel, manteca y queso. Con la panza llena y calentita, partía luego en busca de alguna nueva aventura.

Anuncios

2 comentarios en “Distinto grupo y factor

  1. Si para algunos el paso del tiempo no le favoreció, por lo que se ve la casa esta bien “conservada”, se ve muy linda.

  2. Hermoso post!!! Y me causó una sana envidia, yo no he disfrutado nunca de una familia numerosa y unida. Y para peor, las cosas de la vida nos fueron diezmando. Ya podemos reunirnos en un ascensor. Un beso Graciela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s