VIAJE A LA SELVA

ETAPA 1

Después de un viaje nocturno relativamente tranquilo y definitivamente incómodo, llegamos a Quito, previa parada en la ciudad de Lima, donde disfrutamos de una visita de 5 horas en el aeropuerto de la ciudad.20150913_141335

Allí en el nuevo aeropuerto que se encuentra bien alejado de la ciudad,  teníamos dos opciones, irnos a  dormir en un banco de alguna plaza a esperar el bus que nos llevaría hacia nuestro destino elegido, o aprovechar las horas para conocer algo de la ciudad. Por supuesto a pesar del sueño y del cansancio elegimos la segunda.

Cargamos nuestras pesadas valijas en un taxi y nos dirigimos  hacia El Panecillo, un cerro desde donde es posible tener una vista panorámica de la ciudad. Este paseo muy visitado por locales y extranjeros tiene un imponente monumento de la Virgen Quiteña o Virgen Alada. Subiendo hacia lo alto es posible mejorar más aun la vista de la ciudad. Aclaro que mientras hacíamos el paseo el taxi nos aguardaba con nuestros bártulos en las cercanías.

DSCN1152

No conformes con las panorámicas obtenidas decidimos insistir con lo mismo y nos dirigimos al Telesférico de la ciudad que se encuentra en el Cerro Pichincha. El cable nos lleva hasta los 4000 metros de altura hasta un mirador y complejo recreacional construido en la cima. La vista es impresionante. Abarca la mayor parte de la ciudad que se encuentr en el valle que se va recostando de a poco sobre los cerros.

DSCN1154

Hasta aquí todo bien. Lo malo fue haber ido sin abrigo, un viento helado por la hora y la altura corre velozmente que te hace tiritar. Decidimos emprender el regreso ya que comenzaba a oscurecer, Para nuestra sorpresa otros doscientos o trescientos visitantes tuvieron la misma intención. Resultado: una larga fila parte al reparo y otras a la intemperie esperábamos la próxima cabina. La espera se hizo larga y fría. Cuando por fin logramos  descender nos preguntamos si todavía estaría el taxista esperándonos. Pensando lo que ocurriría seguramente en nuestro país, comenzamos a buscar el vehículo, que por suerte todavía aguardaba con el chofer durmiendo en su interior.  Después de las disculpas por la demora, le pedimos que nos llevara  a la dirección donde debíamos coger el bus que nos llevaría a la selva.

Nos deja en la dirección señalada y después de descender vemos que aunque se trata de una zona comercial a esta hora está todo cerrado y sin ningún lugar abierto donde pasar las dos o tres horas que nos falta para embarcar. Un NN de no muy buen aspecto se nos acerca farfullando algo Instintivamente pongo las manos en el bolsillo. Ante esta situación vemos un pequeño hospedaje con las luces prendidas, y nos dirigimos hacia allá. Le solicitamos  al encargado si nos dejaba permanecer en el loby hasta el arribo del cole, y viendo éste nuestra cara de desesperación se apiada de nosotros y nos instalamos en uno de los sillones. Al poco rato nos damos cuenta que estamos en un hospedaje por horas de donde van saliendo y entrando parejas de distinto tipo y color.

A la hora señalada llega nuestro transporte, nos despedimos de los anfitriones, el vagabundo de la calle aparece para cargar nuestras valijas y partimos para otra noche de viaje.

FIN CAPITULO 1

Próximo capítulo: Camino a Lago Agrio

A la hora señalada llega nuestro transporte, nos despedimos de los anfitriones, el vagabundo de la calle aparece para cargar nuestras valijas y partimos para otra noche de viaje.

FIN CAPITULO 1

Próximo capítulo: Camino a Lago Agrio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s