Guacamayo Lodge en Reserva Cuyabeno

Al llegar al lodge lo primero que pensé es que por fin podría dormir en una cama de verdad después de dos días de dormitar sentado.  Luego de las explicaciones básicas sobre el DSCN1519funcionamiento del lugar nos dirigimos a nuestra habitación/cabaña, que se encuentra una  junto a otras debajo de un techo común hecho de hojas de palmera.

No es fácil dormir con la adrenalina a full por lo que agarro mi cámara y salgo a recorrer el lugar. Después de un rato ya estamos nuevamente en los botes para llegarnos a una gran laguna cercana. Lo de gran es un decir, ya que se encuentra con muy poco agua. El lugar es muy lindo y podemos ver cantidad de aves y algún caimán que aparece con el correr de la hora. Algunos aprovechan para disfrutar del agua, en DSCN1450un sitio seguro. Otros nos quedamos a contemplar el atardecer desde tierra firme.

Más  tarde de regreso tenemos nuestra primera cena, en el comedor común donde nos agruparemos de aquí en más,  según el idioma. Español por un lado, inglés por el otro. Con nosotros cena un par de arañas de gran tamaño que nos observan tranquilamente desde el techo. En estas dependencias hay luz provista por pantallas solares hasta las 22 horas. En el resto del lodge solo de 18 a 22 por lo que recurrimos a nuestras linternas.

DSCN1671Como me gusta hacer cada vez que llego a un nuevo lugar, todos los días me levanto bien temprano para contemplar la tranquilidad del amanecer y los sonidos de la naturaleza que comienzan  a escucharse con la salida del sol. Hay una gran torre de observación especial para esto, desde donde se puede apreciar el techo de la selva y las aves que comienzan a despertar.

Durante la noche y en completa oscuridad desde esta posición se puede ver el cielo poblado de estrellas con la gran vía láctea en el centro. Un espectáculo sin costo, acompañado solo por los sonidos nocturnos de aves e insectos.

DSCN1894Durante los días pasados en la Reserva Cuyabeno tuvimos oportunidad de caminar durante el día y por la noche por la espesa selva siguiendo alguna senda apenas marcada conociendo la flora y fauna, descripta hábilmente por nuestro guía Willy. Navegamos por distintos ríos y arroyos y visitamos la comunidad indígena de San Victoriano   donde aprendimos a hacer  una especie de pan de yuca. Practicamos tiro con la cerbatana, que es /era utilizada por los indígenas para cazar por medio de sus dardos impregnados de curare.  De aquí nos dirigimos a DSCN3331visitar al chamán de la aldea, Delio, que nos realiza una representación de una sesión de ayahuasca, sin ayahuasca de por medio. Mariela, una española que tiene experiencia en el tema, se presta como paciente  para este acto.

Al transitar por los arroyos con poca agua, por efecto del ruido del motor o golpeando el piso de la embarcación logramos que muchos peces comiencen a saltar sobre el agua. Algunos aciertan sobre la canoa provocando la desesperación de alguna de las mujeres que comienzan a gritar y patalear haciendo peligrar la estabilidad del bote.

DSCN1961Al hacerlo por la selva, hay que tener mucho cuidado donde pisar porque podes terminar resbalando o empantanado hasta la cintura en medio de los “barros movedizos”. Situación de la que no es fácil salir sin ayuda.

Después de cuatro días intensos, no despedimos de este inolvidable lugar y emprendemos el camino inverso al de nuestra llegada, terminando nuevamente en Lago Agrio para seguir rápidamente  hacia Coca. Pero esa es otra historia.

FIN CAPITULO 3

PROXIMA ETAPA: COCA Y RIO NAPO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s