Pingüinos y cambio climático

Los cambios que se vienen observando en el último decenio en el clima de nuestro planeta tienen una repercusión directa sobre la vida y comportamiento de muchas especies animales.

Un trabajo concienzudo, realizado recientemente en los mares sur sobre el Pingüino patagónico (Nestorand cristinae) por la National Geographic Soriety  corroboran estas afirmaciones.

Esta investigación comienza hace aproximadamente unos 8 años, cuando una colonia de esta especie hace aparición  sobre las costas del Río de la Plata, para establecerse  sobre los 37º de latitud sur, transportada por la corriente de Cabo de Hornos que  llega con sus gélidas aguas hasta la altura de Brasil.  

 

Los investigadores no han podido  aún  ponerse de acuerdo sobre los motivos de esta migración repentina, aunque las causas debería buscarse en el gran deterioro observado sobre lo que era su hábitat natural, ubicado en la provincia de Santa Cruz, en el sur de Argentina.

La alteración del medio, producido por la misma colonia cada vez más numerosa, los obligo, para poder seguir subsistiendo, a buscar nuevos lugares, para recalar finalmente en Puerto Madero, un sitio que cuenta con grandes  recursos naturales de relativamente fácil acceso.

Esta especie después de millones de años de adaptación a condiciones climáticas extremas del hemisferio sur, ha sabido reacomodarse  rápidamente a un clima mucho más benigno como el que se da sobre la costa del río mas ancho del mundo.

Pero esta mudanza forzosa, no ha sido gratis. Con el transcurso del tiempo, se han comenzado a producir  un conjunto de cambios y alteraciones antinaturales sobre los individuos de la colonia.

En la hembra, por ejemplo, ha desaparecido el típico plumaje color negro del lomo y el blanco del pecho. Aparece así, frecuentemente tonalidades que van desde el gris pálido hasta el rojo intenso. Inclusive se han podido comprobar fehacientemente más de dos cambios de color por día.

Los científicos creen que esto obedece a una modificación profunda de su comportamiento sexual y reproductivo. Dentro de la especie, que se caracterizaba por la unión de por vida de las  parejas, ante la presencia de gran número de machos, la hembra incorporó el cambio de color de su plumaje para conseguir la atención del mayor numero posible de ellos,(incluso los de de otras especies)  con lo que aumenta exponencialmente sus posibilidades de copular. Con el mismo objetivo, aparece otra modificación, que es un aumento en el tamaño del pico, lo que le permite llevarse a la boca, los pedazos de mayor tamaño sin atragantarse aumentando así, sus chances de supervivencia.

En el macho, los cambios no son menos espectaculares y preocupantes. Sobre este aspecto, los investigadores en forma unánime, coinciden en señalar,  que el aumento en  0,2 ºC  de la temperatura del ambiente donde actualmente se desarrolla la colonia, es el causante del deterioro neurológico progresivo que se traduce en modificaciones de su comportamiento social.

Originalmente de un carácter sumamente tranquilo y gregario, en este nuevo entorno, se muestra decididamente antisocial. Se lo puede ver deambulando con paso corto y nervioso casi siempre rodeado de individuos del mismo sexo, que oficiarían como una especie de lazarillos, ya que es evidente el severo deterioro de su visual que no le deja ver mas  allá de su propio pico. Prefiere los lugares altos de desde donde suele emitir una serie de graznidos agudos e interminables que alteran la calma de todo el entorno y batiendo sus cortas aletas trata de remontar vuelo en forma infructuosa.

Se ha vuelto extremadamente territorial,  y aun después de haber acumulado suficientes reservas para toda su vida,  se pasea  por la colonia tratando de robar los alimentos de sus congéneres y  de las otras especies animales que conviven en ese nicho ecológico.

Otra adaptación muy notable es, que a diferencia de la mayoría  las otras especies de pingüinos que anidan año tras año, en el mismo sitio, y donde el macho es el encargado de incubar los huevos,  el  “Nestorand cristinae” no hace nido en ningún lugar ya que es muy desconfiado de sus congéneres, llevando siempre consigo, los dos huevos grandes y color oscuro entre sus cortas patas.

Al tratarse de una especie nueva, de reciente introducción dentro de este ecosistema, en un principio no tenía  enemigos naturales. Esto le permitió avanzar sobre las otras especies autóctonas para  pasar a ser la dominante. No obstante en la actualidad han aparecido algunas  conductas defensivas en varias de ellas, lo que sugeriría  que en corto tiempo podrían modificarse sustancialmente la actual situación, mientras tanto el clima sigue cambiando con mayor velocidad.

La pregunta es: ¿Podrá el Pingüino patagónico establecerse nuevamente en otras latitudes o seremos testigos de su extinción? 

AÑO 2014: La naturaleza es sabia. En la actualidad podemos afirmar que el cambio de hábitat ha provocado innumerables problemas de salud a esta especie. Debemos esperar que en poco tiempo más, los especímenes que quedan, se re-localicen en un nuevo ambiente, que no sea tan adverso. Los científicos creen que esta podría ubicarse en cercanía de lo que hoy se conoce como glaciar Perito Moreno.

NATIONAL GEOGRAPHIC SORYETI (ARG)

Anuncios

Sexo:que eseso?

 

 

En estos días han aparecieron en distintos diarios, pseudos estudios realizados en tierras lejanas sobre lo que podríamos llamar el comportamiento sexual de la especie homo sapiens. Uno que recuerdo especialmente, hablaba sobre la influencia del color rojo utilizada por la hembra sobre la libido del macho.

Los investigadores llegaron a corroborar y reafirmar, incluso, nuestro parentesco cercano con algunos primates en este tema. Así, establecieron que tanto la mujer como los chimpancés hembra que exhiben dicho color, son más efectivos para conseguir la compañía  del sexo opuesto. También lograron aclarar lo que significa “hacerse la del mono” cuando el macho no obtiene lo que quiere.

 

Desde mi humilde óptica, considero que ambas afirmaciones están erradas. Sin posibilidad de defenderse, constituyen una afrenta hacia el buen comportamiento social demostrado a lo largo de los años por…..los monos.

“Esto confirma lo que muchas mujeres han sospechado y reivindicado desde hace tiempo: que los hombres actúan como animales en el plano sexual”, aclaran los investigadores.

Pero por favor¡¡¡   No importa el color. Lo mas importante, y es algo que aprendí con los años, es que la mujer sea ajena.

Aunque la adopción de esta práctica pueda transformarse en insalubre, según pudimos ver en “Una chica al rojo vivo” cuando Gene Wilder  camina por la cornisa, al ser sorprendido por el marido de la mujer que paradójicamente solía vestir de rojo.

 

Y esta última reflexión me lleva hacia el otro trabajo leído recientemente, donde se hace referencia  al disímil  comportamiento post coito (que palabra fiera!) entre el hombre y la mujer.

En el hombre este tipo de actividad, lo ayudaría a dormir mejor. Pero mucho ojo, esto también puede tornarse de alto riesgo, especialmente si se encuentra en casa ajena. Por suerte,  y  el trabajo lo aclara,  este fenómeno se da solamente durante la noche, y  no luego de los vulgarmente llamados encuentros mañaneros o siesteros, cuando es necesario volver a la oficina o a tu casa, según sea el caso.

 

“Los besos y las caricias también ayudan a abrir bien grande los ojos por la mañana, explico el medico”. Y esto es una gran verdad. Lo viví en carne propia y pudo llegar a ser una tragedia, una madrugada al despertar, en el cuartel cuando hice la colimba.

 

La mujer, según el estudio, recién se relajaría rato mas tarde, es decir después de cobrar por los servicios prestados. Pero hay excepciones. Por experiencia personal, comprobé que en muchas ocasiones tu mujer, también es capaz de dormirse inmediatamente después de una sesión de dos minutos de sexo desenfrenado, inclusive, ¡durante!, dicha sesión!.

Lo importante es que por lo menos uno de los dos, se mantenga despierto por seguridad, para apagar las velas, usadas en el encuentro romántico o apretar off  y evitar el desgaste innecesario de las pilas, si se utilizan accesorios varios.

Gracias a dios después de varios años de convivencia, con ella hemos logrado coincidir en algunos aspectos. Primero y fundamental, siempre, siempre pero siempre,  cuando hay ganas, es condición sine quan non  estar los dos presentes.

Por último, la parte, creo mas importante del estudio establece que ni el tamaño, ni el material, ni la dureza son importantes a la hora de conciliar el sueño. Hablamos del colchón, claro está.

Desinteresada, información de interés

  

En relación a la situación actual que se vive en nuestra provincia con respecto a la problemática del campo, tema del cual no puedo sustraerme por más  que lo intento, y para darle la importancia que el mismo reviste, he decidido incorporar al blog información técnica-científica,  que esta dirigida especialmente para los profesionales de las ciencias agrarias.   

 

Hoja informativa Nº 69

Estado de los cultivos de la campaña 2007/2008. La poca reserva de agua almacenada en el perfil del suelo y las escasa lluvias, hicieron  que gran parte de lo sembrado tuvieran un desarrollo dispar, dependiendo de las condiciones propias de cada zona.

En esta última semana debemos agregar la ocurrencia de heladas tempranas que han interrumpido el ciclo normal de llenado de grano. Es dable esperar por consiguiente, que los rindes de la presente campaña sean sensiblemente inferiores a los obtenidos en el último año.

Como si esto fuera poco, desde hace aproximadamente cuatro meses ha hecho aparición, en gran parte del territorio nacional una nueva plaga que anteriormente se la veía circunscripta solo a la zona comprendida al sur del Río Colorado.

Esta especie identificada como “gata de las mil mudas” (Botoxera irritantis) debe su nombre a la capacidad de mudar de apariencia diariamente, presentando distintos colores y combinaciones de acuerdo al medio circundante. De origen patagónico, se cree es una mutación espontánea de la “isoca magallánica” (Kirchotalis  estereoscópica) originada por  las dioxinas liberadas al  aire en los campos petrolíferos santacruceños.

Se trata de dos  especies, de escasa relevancia en su lugar de origen, que  posiblemente como un efecto más no deseado,  del calentamiento global, se han adaptado a las temperaturas más cálidas y han migrado hacia el norte causando estragos en todo tipo de cultivos.

Ambas especies se encuentran asociadas a un nuevo y gran complejo de orugas entre las que encontramos varias del género Fernandarias sp o “isocas  bigoteras”, ya que todas se caracterizan por  presentar  abundante pilosidad  rodeando su cavidad bucal. Otra especie que era común observar, aunque de menor importancia era la “oruga retenciera” (Lustopendex  brevis) ha prácticamente  desaparecido al verse afectada  por actos de canibalismo llevados a cabo por otra especie, “la oruga asesada”, (Morenalia  prepotentis) Esta última, al contar con un sistema nervioso muy primitivo se convierte en muy peligrosa, ya que ataca todo tipo de especies vegetales, no haciendo distinción entre naturales, cultivadas, exóticas o nativas.

Generalmente en un primer momento, se puede observar sobre el cultivo la presencia de la Botoxera sp, mostrando un comportamiento nervioso, con movimientos erráticos hacia uno y otro lado, utilizando su primer par de patas asiduamente de manera característica.

A las pocas horas hacen aparición el resto de las especies enumeradas produciendo daños que pueden abarcar cualquier estadío del ciclo del cultivo (inexplicablemente inclusive se han reportado daños producidos aún antes de la siembra). Debido a su gran voracidad y persistencia, están poniendo en peligro la continuidad de numerosas actividades que dependen de los sembradíos atacados.  

Como se trata de especies relativamente nuevas no se tiene muchas precisiones sobre su ciclo biológico y la forma de controlarlas. Dentro de un posible control biológico se está  experimentando con  la  “Carriotensis parlanchina”, una vaquita benéfica, que parece alterar el comportamiento de todo el complejo plaga del que estamos hablando. Pero aún es prematuro hablar de una verdadera solución.

Por el momento, como método natural, se ha intentado tal como se hace con las abejas, utilizar el humo para  confundir y disminuir la agresividad  del  conjunto de orugas, pero los resultados han sido contraproducentes, ya que solo se logró aumentar su actividad depredatoria.

Se hace imprescindible, poner a disposición de los investigadores, todos los recursos necesarios a fin de encontrar una rápida solución a este problema.