¡¡Saludos de fin de año!!

Pasamos Navidad, estamos cerca de fin de años, y a todos en esta época nos agarran las ganas locas de ponernos a saludar a todo el mundo. Especialmente a los familiares en general de los que trabajan en la cooperativa de luz, en EPEC, la municipalidad, el gobernador, el presidente de este y pasados gobiernos. Ni los marcianos se salvan.  Qué suerte poder manifestar nuestra alegría y enviar nuestros mejores deseos a todos ellos.

Porque ocurre esto???  Rebobinemos

Como todos los años, el 21 de Diciembre comenzó el verano.  Es una de las cosas que se cumplen a rajatabla gobierne quién nos gobierne.

Acorde con la estación,  en estos días cercanos a fin de año, la temperatura ambiente e interna sube como la inflación. Tenemos una temperatura oficial o ficticia y otra que podríamos llamar blue que es la sensación térmica real que sentimos en nuestras axilas. Ambas corren en el mismo sentido.

Como viene ocurriendo desde que me acuerdo, cuando pasamos los 35, 36, y hasta los 40, no años, sino,  grados centígrados, comienza a aparecer  una leve disfunción en el  suministro eléctrico, o en otras palabras algo de inestabilidad, altibajos, fluctuaciones, vaivenes, oscilaciones, variabilidad, o gráficamente “a funcionar como el orto”.

Comenzamos entonces a elucubrar en que momento nos llegará el fatídico momento y por cuanto tiempo estaremos sin poder prender la pc, la máquina de picar carne, el lavarropas, el microondas o cualquiera de los malditos aparatos que funcionan solo con 220 volts. El único aire fresco que podemos conseguir por un rato,  es combinado la apertura de la heladera con el uso del abanico, lo único que funciona tracción a sangre.

Tal como la tormenta perfecta, se da,  que a la falta de inversiones en el plano energético desde el gobierno del Virrey Cisneros hasta el presente, unido al Plan Ahora 12 implementado por la Cris, y continuado por Mauricio, nuestros hogares se encuentran saturados de aparatos eléctricos, muchos de ellos al pedo,  que nosotros queremos hacer funcionar todos juntos justamente en esos momentos.

Pero lo mejor de todo no es cuando nos quedamos totalmente a oscuras, si no cuando el voltaje, parece que transita por una montaña rusa, pasando de 0 a 500 volts en pocos segundos poniendo a prueba la calidad de los artefactos eléctricos.  Muchos de ellos no sobrevivirán. Algunos lo harán en silencio y otros lanzando fuegos artificiales como despedida final.

Pero no todo es negativo.

Esta es una buena forma de incentivar la producción de muchas industrias argentinas, que siempre necesitan un empujoncito porque están algo alicaídas. El aparato quemado  mas la posibilidad de infinitas cuotas, nos permite renovar todos nuestros artefactos eléctricos, manteniéndonos así  actualizados con la última tecnología.

Que tengan un excelente 2016!! … y con luz

 

Ni Una Más

Basta. Estoy harto, repleto, atiborrado, empachado , hasta las tarlipes,…… de la continua violencia de generada. Tenemos que parar esto de una vez. No podemos seguir soportando este abuso. Es inhumano.

La gota que colmó mi vaso, es enterarme hoy de la intención de cambiar la letra de nuestra canción patria.  Se conocieron algunos esbozos que dicen: Oíd esclavos mi grito fraguado, libertad, libertad, ni pensar. Oid el ruido de OTRA cadena, ved en trono a la noble deidad….

Y sí. Otra más. Y van……..  Pucha, perdí la cuenta.  La reina Cristina con seguridad será recordada,  como ella pretende. Pero no por lo que ella quiere. Quién podrá olvidar, justamente los INolvidables almuerzos  cuando decide contarnos, sin aviso previo, que gracias a su inventiva inacabable, se ha inaugurado (por décima vez ) una bicisenda en la Antártida. Entonces en una teleconferencia vemos por la pantalla a numerosos ejemplares de su familia ( pingüinos) junto a un ciclista luchando contra lo que parece viento blanco (telgopor desparramado por un ventilador).

O cuando por la tarde nos anuncia el lanzamiento desde Cabo Nestor Kirchner en Santa Cruz , del primer cohete no tripulado de la serie NK, que dejará caer en la luna una estatua de yeso de Nestor y ella, para que casuales viajeros interplanetarios, por los siglos y siglos venideros,  sepan quienes fueron los creadores de tantas maravillas en el país que se llamaba Argentina

O cuando por la noche nos asombra con el anuncio de que en un ataque de preocupación por la clase pasiva, y haciendo un gran esfuerzo  ha otorgado un aumento a los jubilados ( cosa que como todos saben viene sucediendo desde hace tiempo debido a que está fijado por una ley) Pero, Oh casualidad!!, se olvida  de contarnos el afano que vienen realizando a los fondos del ANSESS.

Además de  todos los males que nos hace padecer, encima nos toca una reina verborrágica. Algunos cuando están nerviosos o histéricos o ansiosos, se toman una pastilla, o salen a caminar, o escuchan música suave,  o beben un té  de tilo. Cristina NO. A ella se le da por hablar. Lamentablemente no lo hace en la intimidad, sino que prefiere que todo el país la escuche y trata de hacernos entender con una charla magistral que no hay de que quejarse ya que vivimos en un país maravilloso desde que ella lo dirige.  Y si hay algo de que quejarse, es culpa de Clarín y la oposición.

Pienso yo ( Sí, no se extrañen.  A veces lo hago) si ella es la que toma todas las decisiones como no restregó en la cara días pasados, para que mier….  tenemos un Ministro de Educación (al que no le conocemos la voz), un Ministro de Economía ( al que no se le cae una idea coherente) un Ministro de  Seguridad ( ya que no existe inseguridad!!!), etc etc etc.  Y ministro de comunicación tampoco, ya que ella es la única que habla.

Por eso ¡¡ SALGAMOS A LA CALLE!!  Si no logramos hacernos escuchar, por lo menos nos alejaremos del televisor  y EVITAREMOS de escucharla a ella.

RUTA 158 – Un ViAJe dE lOCuRA

rutasprovcordoba2En pocos días más sale a la venta la segunda versión de aquel recordado juego Ruta 13, El camino prometido, que  tuviera tanto éxito años atrás. Para todos aquellos amantes de las emociones fuertes donde se requiere contar con una gran inteligencia, sangre fría  y sobre todo suerte, mucha suerte para llegar a la meta.

En esta versión,  el juego consiste en realizar una travesía por la Ruta Virtual Nº 158 (que ya no existe)  uniendo una series de localidades del este cordobés.  El viaje imaginario puede hacerse en forma individual o acompañado, y pueden intervenir infinitos participantes, que lo hace más  divertido  cuando ellos  pugnan por llegar primeros.

Aunque el trazado es siempre el mismo, el juego cuenta con varios niveles que se diferencian por su dificultad. Recomendamos por supuesto a los novatos comenzar con el Nivel 1 para luego sí, pasar al Nivel 2 y Nivel 3 sucesivamente.

Requisitos para jugar:

Plataforma mínima recomendada. Pentium 1660MHZ. 120 MB RAM disponibles. Placa de video 90 bits. Sistema operativo Windows 2020. 60 MB libres en el disco rígido.

O en su defecto, obviando lo anterior, contar con vehículo en buen estado (o no) y Carnet de conductor expedido por la Municipalidad de Trucholandia (o no) y Póliza de seguro vigente (o no)

 Nivel 1

El juego se inicia en la ciudad de Villa María y gana aquel conductor que logra llegar a la ciudad de San Francisco en el menor tiempo posible y con el vehículo y conductor en las mejores condiciones. (traducido todo esto en la cantidad de puntos obtenidos)

Al ir transitando la ruta el conductor se encontrara por ejemplo con algunas de las siguientes dificultades:

A) 1500 baches, pozos  o cráteres distribuidos en forma estratégica a lo largo de toda la ruta. Los mismos van cambiando de posición con el transcurso del tiempo, por lo que la memorización de su ubicación no tiene sentido.

Sortear los mismos implica la sumatoria de 100 a 1000 puntos por cada uno de acuerdo al tamaño y profundidad.

Por el contrario el caer en uno de ellos trae como consecuencia una gama de penalidades  que van desde la quita de pocos puntos hasta la obligación de comenzar nuevamente (con otro vehículo)

Por ejemplo:

Pozo Tipo 1: 15 cm. profundidad. Rotura de goma. Quita 200 puntos.

Pozo Tipo 5: 30 cm. profundidad. Rotura de llanta, goma y cambio de dentadura. Quita 1000 puntos.

Pozo Tipo 10: 30 cm. profundidad y 6 mts. de diámetro. Rotura de gomas, llantas, amortiguadores, caída del paragolpe y de los riñones.  Vuelve al inicio

B) Vehículos transitando en el mismo sentido: Aquí el puntaje ira aumentando al aumentar la cantidad de vehículos sobrepasados en una sola maniobra.

Por el contrario por ej. si queda encerrado entre dos camiones sufrirá un recargo de 15 minutos y la quita de 500 puntos.

C) Vehículos transitando en sentido contrario alternando sobre una u otro mano. Aquí salen a relucir aquellos conductores con verdadera sangre fría.

Cruce con otro vehículo sin novedad. Suma 500 puntos por vehículo

Cruce  rasante, perdiendo el espejito lateral. Quita de 500 puntos

Cruce rasante, perdiendo el codo que asomaba en la ventanilla. Recargo de 30 minutos para concurrir al médico. Gana 30 puntos….. de sutura.

D) Forma de Viajar:

Escuchando música en la radio: Viaja relajado y gana 100 puntos

Escuchando la entrevista  a un político: Afirma que en 15 días comienzan las obras de la ruta nueva y usted le cree. El punto es usted. Vuelve al punto de partida

Escuchando a su mujer: Toma 1 Lexotanil y pierde 500 puntos

E) A lo largo del recorrido se encontrará con varios casilleros marcados como PC (policía caminera y/o ………..)

PC =: Pisó raya amarilla, descuento 500 puntos

PC ºº: Se olvidó de prender luces, descuento 200 puntos

PC \\: Se olvidó del cinturón de seguridad, descuento 100 puntos

PC@: Se tragó una señal de Pare, descuento 1000 puntos

PC NTD: (no tengo documentos) Volver al inicio previo pintada de dedos en la comisaría

Nivel 2

Este nivel tiene como novedad adicional que el recorrido se hace en un día de lluvia.  Como todos los pozos se encuentran llenos de agua al igual que le resto de la ruta, los puntajes obtenidos se duplican.

El tránsito se hace intenso y variado, donde el jugador  puede encontrarse  con algunas sorpresas como por ejemplo:

a) Vehículo tipo rastrojero que se sube a la ruta sin previo aviso.

-Sortearlo sin dañar la pintura, suma 1000 puntos

-Frenada brusca sobre la carpeta asfáltica. Castigo con 15 minutos, pierde 2 turnos, para reacomodar las gomas de la acompañante.

b) Cosechadora más tres carritos y chimango con movimiento ondulatorio.

-Afinar la puntería y pasar, suma 1000 puntos

-Morder la banquina y hacer un trompo, retardo 30 minutos para normalizar el ritmo cardíaco y cambio de ropa interior.

c) Camión con acoplado modelo 30, perdiendo la carga sobre el asfalto.

-Sortear sin problemas, suma 500 puntos

-Derrapar sobre los granos derramados y terminar en la zanja de agua, retardo de 30 minutos aguardando la grúa que lo saque del barro.

 Nivel 3

Solo para los expertos. Consiste en hacer el recorrido durante la noche o en días de intensa neblina.

Aquí encontramos como dificultad adicional:

1) vehículos que no cuentan con alguna o ninguna de las luces reglamentarias. El sortearlos sin dificultad implica la suma de puntos que es inversamente proporcional a la cantidad de luces que le funcionan correctamente.

2) Aparición de animales (de 4 patas)  desde la maleza de 2 metros de alto que se encuentra en la banquina.

Esquivar sin consecuencias, suma puntos de acuerdo al tamaño del animal.

Colisionar contra

  1. a) perro. Rotura de óptica. Pierde 200 puntos
  2. b) cerdo. Rotura de paragolpes. Retardo de 15 minutos para atar con alambre. Pierde 500 puntos.
  3. c) vaca. Rotura de capot y parabrisas. Retardo de 15 minutos para limpiar los excrementos (los suyos) Pierde 1000 puntos
  4. d) caballo. Rotura del conductor. Vuelve al punto de partida y reinicia el trayecto (si continúa vivo)

 Nivel 3 Plus

Realización del trayecto el día que se inician o finalizan las vacaciones, o el regreso al hogar después de un fin de semana largo. Aquí se encontrara con la posibilidad de intercambiar “saludos o gestos” con el resto de los conductores.  Los puntos obtenidos dependen del ingenio demostrado en cada encuentro.

Estas son solo algunas de las situaciones, con que el jugador se encontrará al ir desarrollándose el juego.  Usted podrá sentir la adrenalina correr por todo el cuerpo, un sudor frio que le erizará los pelos de la nuca hasta el final de la espalda, un calor que se extenderá desde el pecho o los pechos  hacia arriba y abajo (por que no?), un temblor incontrolable que se expande por sus extremidades (todas), un nudo o dos en el estómago y un cierre de esfínteres imposibles de revertir hasta su llegada a la tan ansiada meta.

Dichas sensaciones pueden presentarse todas juntos o de a una por vez.

 El software fue desarrollado por la empresa Delachotacordobesymentiroso.com.ar  y se lo podrá adquirir exclusivamente en los mejores talleres mecánicos de su localidad.

AGUJERO NEGRO II

Se acerca el fin del año 2146. La Reina Cristina III, desde su  residencia ubicada en la provincia de Santa Cristina (Ex Santa Cruz), dirige un mensaje para todos sus súbditos.

Rectificamos: desde la residencia ubicada en la provincia de SU propiedad, dicta una serie de medidas destinadas a generar los recursos necesarios para tapar el gran agujero negro de la economía argentina.

Algunos científicos, atribuyen al la aparición de dicho agujero, a la puesta en marcha a principios del siglo XXI, del acelerador de partículas subatómicas en Europa.

Otros, más atinados, coinciden  que su origen es bastante anterior, a dicha fecha, ya que una de las manifestaciones más importantes de dicho fenómeno se da, allá por el 2001, con el recordado “corralito”. Este fue  de tal magnitud, que al llevarse los bienes, depositados por la población  en la totalidad de los bancos, dejó en bolas a la gran mayoría de la misma. Algunos (no se como)  previeron el fenómeno y lograron zafar.

Pocos años después, y bajo el lema “El ahorro es la base de la riqueza” en una nueva versión, “El ahorro es la base de la riqueza del gobernante de turno”, de un plumazo se apodera de los millones de dólares que los pobres asalariados  venían juntando en las AFJP para su posterior jubilación. Lo mismo ocurrió posteriormente con los fondos del ANSSES.

Siguiendo el hilo de la historia, durante el reinado de Nestor II, haciendo escuela, se decide la incautación de todos los bienes atesorados en las cajas de seguridad de las distintas entidades bancarias. Hecho que logra que la mayoría del pueblo que todavía podía guardar un mango, lo hiciera de ahí en más, dentro del hogar.

Para contrarestar este efecto no previsto y poder mantener el haber jubilatorio, en un despreciable  10%  del salario vital y móvil, Cristina II,  promulga un decreto que lleva a la requisa y confiscación de todos los colchones, que son reemplazados por delgadas esteras que impiden esconder nada.

Este reinado será recordado también, como aquel donde se estableció el 28 de Diciembre, como el Día Nacional del Asado, para rememorar la ancestral costumbre argentina de degustar este plato típico. Y que como cualquier otro plato con carne, desapareció de la mesa de los argentinos, hace muchos años, gracias a la tenaz tarea desarrollada por el  Tío Moreno. Hamburguesas de soja se reparten gratuitamente, ese día, todos los años, a aquellos que concurren (obligatoriamente) al acto  que se realiza en la Plaza de los Pinguinos  ( ex Plaza de Mayo).

Con todos estos antecedentes y previo anuncio que en breve serán repatriados los 5.000 millones de dólares que la provincia sureña  tiene depositados en una cuenta en Suiza, se toman las siguientes medidas:

Nacionalizar los fondos pertenecientes al archiconocido Ratón Pérez, que como todos saben son utilizados en un trueque desigual, de dientes de leche por monedas, por considerárselos como fondos buitres, apátridas y explotadores de la inocencia de nuestros niños. De ahora en más, las  monedas serán reemplazadas por estampitas con la cara de la Reina.

Crear el Fondo Ñoqui Solidario. Con el fin de lograr la tan ansiada redistribución de los ingresos (no los suyos, sino los del pueblo) y   aprovechando la centenaria costumbre del laburante argentino, de poner un billete debajo del plato de ñoquis todos los días 29,  una vez reglamentado dicho decreto, el trabajador tendrá la obligación de depositar el 50% de dicha propina en las cuentas abiertas para tal fin. Dicho fondo, será destinado al pago, de los, valga la redundancia, ñoquis que trabajan en el  Congreso.

Crear el  IBA (Impuesto al Bolsillo Amarillo)

A fin de simplificar el sistema recaudador, será obligatorio para cada trabajador, llevar en su ropa de vestir, un bolsillo perfectamente identificado de color amarillo. En cada ocasión que el susodicho sea beneficiado  con un ingreso,  por cualquier concepto (donación, regalo, pago salario, renta, etc. etc) tendrá la obligación de colocar sin titubeos, el 75% del mismo, en dicho bolsillo. El contralor de dicha medida, y la recaudación, estará a cargo del ejército conformado por los beneficiarios del Plan No Trabajes implementado por el gobierno de Néstor I,  que este año alcanzo la cantidad de 65 millones de personas, y se encuentra bajo el mando del general D`Elía, un tataranieto del recordado Luis.

Con estas sencillas medidas  y agradeciendo la solidaridad puesta de manifiesto por  todos y todas, podremos extender el reinado por ciento cincuenta años más.

¡Viva la Reina!

APRETANDO EL POMO (CARNAVALITO POMEÑO 3 x 4 D ias )

No voy a inventar la pólvora cuando digo  que “todo tiempo pasado fue mejor”. Esta frase que usan mucho aquellos que llegan a cierta edad,  nostalgiosos,  como el que escribe puede aplicarse a infinidad de hechos, acontecimientos, vivencias. Por eso es que me animo a afirmar sin titubear también que “todo carnaval pasado fue mejor”.

Así lo debe creer también Cristina que ha decretado 2 días más de parranda (ya que hay tan pocos) al fixture anual. Dicen algunos que es para prolongar esa sensación de alegría en que viven los 40 millones, pero yo creo que es para que pasen desapercibidos en los festejos, muchos de esa sarta de payasos que nos gobiernan y tenemos que escuchar a diario.

Pero ahora quiero referirme a los carnavales de antaño, es decir a lo que puedo recordar de mi infancia lejana.  No tengo idea de donde viene y porque se festeja el carnaval. Que sorongo es?? Porque algunos se disfrazan y otros sin disfrazarse provocan la misma reacción?? Que significa el hecho de querer mojar al prójimo??  ¡¡¡ Ni idea!!!

Creo que en los primeros años  todo debe haber comenzado con un pequeño rociador, lleno de agua perfumada, que el varón  accionaba al paso de las damas. (lo leí por ahí) Con el tiempo y como esto no alcanzaba para sorprender,  hicieron aparición los populares pomos (no piensen mal). De distintas formas,  tamaños y colores, flexibles, estos tenían  una mayor capacidad que los anteriores y ya,  el chorro de agua no pasaba tan desapercibido. Durante los festejos era muy común escuchar “ dale, apretá  el pomo, dale!! ” , ya que era esta la forma de accionarlo para que largara su contenido (no piensen mal). ¡Era un poco ridículo, patético, correr de un lado para otro, con el pomo en la mano, tratando de alcanzar con el chorrito miserable a quién queríamos mojar!!

En mi pueblo, el carnaval se festejaba en cada cuadra. Generalmente todo comenzaba el sábado o domingo por la tarde, hacía mucho calor, no se podía dormir la siesta, el aire acondicionado no existía (o era muy caro, no se)  cuando alguno de los vecinos salía con el sifón  a la calle y empapaba a la vecina (que estaba muy buena), al pasar por la vereda.   Por supuesto que la respuesta no se hacía esperar. A los pocos minutos ya se encontraban participando toda la familia de uno y otro bando. Por mirón, también la ligaban otros vecinos que así se iban sumando a la batalla. Del vasito con agua y sifón, se pasaba al jarrito, luego al balde de agua que se usaba para pasar el piso. Se llenaba con agua de la canilla, pero muchas veces, para no perder tiempo, en ir a buscar a la cocina, se llenaba con el agua acumulada en la esquina Cuando  iba quedando poca agua en la cuneta, uno pasaba el balde al  ras levantando el barro acumulado. Los más bárbaros llenaban el balde con los desechos del gallinero, los mezclaban con agua o directamente al natural, y volcaban el contenido sobre la cabeza del contrincante. ¡¡ Después de esto, ninguno estaba en condiciones de distinguir a quién le tiraba!!. Muchos estaban irreconocibles, otros destruidos por el cansancio de ir y venir buscando agua y otros francamente enojados por haberla ligado de arriba. Todos empapados y embarrados. Cuando todos se habían sacado las ganas, terminaba la fiesta y cada uno a su casa, para volver a la normalidad. Al día siguiente al encontrarse:  -Buen día Sra. Tota. !!  – Buen día Don Miguel.  Que siga bien. Saludos a su señora. – Gracias, serán dados ¡¡ DEL DIA ANTERIOR NI MU!!!

Unos años después hizo aparición  “La Bombita” o “ Bombucha” .  Pariente cercano por el parecido, del preservativo o forro como se lo llama comúnmente. Con este invento uno no necesitaba estar frente a frente. Era y lo es todavía, un arma de largo alcance. Todo dependía de la puntería y la fuerza del tirador.¡¡Pero ojo !!, el preparativo previo a la batalla no era tan fácil  .  Primero se tomaba la susodicha, se le quitaba el talco con que venía recubierta y se la estiraba con las dos manos para hacerla más flexible (no piensen mal). Se usaba una  canilla que tenía que tener el pico chico, porque si era muy ancho se rompía. El contenido de agua a introducir, variaba de acuerdo a la finalidad de cada bombita. Era importante no pasarse de vuelta porque podía reventarse en las manos.  Si el fin era hacer daño lo mejor era ponerle poco agua y la bombita se transformaba en un proyectil letal. Inclusive en algunos casos podía volver a usarse ya que no se rompía. Si la finalidad era tirársela  a la chica que te gustaba, se le ponía la mayor cantidad de agua posible de manera de mojarla bien, para que se le pegara la remera al cuerpo y así imaginarte lo que estaba debajo (piensen mal).

Un accesorio que solía usarse era la “bolita de paraíso” que se introducía junto con el agua. Según algunos, esto le daba mayor poder de fuego al proyectil. Para otros, era necesario para que al pegar al objetivo, la bolita golpeara contra la pared de latex haciendo reventar la misma al instante, evitando así el rebote tan indeseado que solía producirse. Las bombitas ya listas eran depositadas con cuidado en un balde que contenía un poco de agua. Cuando se completaba, la barra salía cada uno con su bici y el encargado de llevarlas era el que tenía portaequipaje. Otra forma de trasladar pero no muy recomendable era ponerlas por debajo de la camisa que se metía dentro del pantalón. Generalmente un movimiento brusco o la fricción provocaba que reventaran en cadena, con las consecuencias lógicas.

Una vez ubicada una presa potencial, se establecía la estrategia para evitar que escapara. Era rodeada por el grupo que descargaba todo el arsenal en un segundo. Me ocurrió una vez que en un lanzamiento desde unos 10 metros, en lugar de la presa,  la bombita reventó contra un ventanal enorme provocando la rotura del mismo con gran estruendo. Se produjo un desbande general. La huida fue algo desorganizada pero eficaz, cada uno llegó a su casa sin problemas. Más tarde me enteré que el dueño del vidrio había hecho la denuncia a la policía, por lo que pase un mes sin salir de casa y temblando cada vez que escuchaba el timbre de calle. Por suerte todo se olvidó.

En algunos años, se solía organizar algún desfile de carrozas que generalmente se hacía alrededor de la plaza San Martín. La calidad de las carrozas dependía mucho de los recursos con que contaba la institución o grupo que la presentaba y las ganas de trabajar. Generalmente ambas cosas, eran escasas, ergo la calidad de las carrozas no era muy buena. La clásica era un hombre gigante que movía un brazo saludando. Estaba armado sobre un armazón de alambre forrado con papel de diario y pegada con toneladas de engrudo. Una mano de pintura le daba un poco de color. Un sistema ingenioso le daba el movimiento (en realidad eran dos tipos que iban debajo tirando unos hilos).

Otro clásico, ideado por gente de pocos recursos y poca imaginación, consistía en un acoplado playo donde se colocaban algunas sillas alrededor de una mesa que tenía alguna botella vacía de vino encima y un grupo de actores alrededor de esta,  que conversaban amigablemente primero y luego siempre, pero siempre terminaban a las piñas. Nunca pudimos saber sobre  que corno conversaban o que provocaba la pelea, ya que el ruido del tractor que tiraba el carro era tal, que impedía escuchar nada en cien metros a la redonda.

Lo que tampoco faltaba nunca era el “taxi loco” que no era otra cosa que un Ford A o similar, en pésimas condiciones de mantenimiento, fuera de punto, sin dirección que hacía que fuera de cuneta en cuneta, sin frenos, para terminar estampado contra el cordón de la vereda. En definitiva, la mayor parte del trayecto la hacía empujado por una patota disfrazada de mecánicos.

Entremezclados con todo esto venían desfilando los disfrazados. Siempre ganaban por mayoría los que hacían de linyera y de borrachos. Arrastrando los pies, haciendo eses con una botella en la mano realmente muy buenos para desempeñar el papel. Era tan buena la representación que muchas veces llegué a pensar que se trataba de verdaderos beodos.

Otros años, quizás más recientes, el carnaval se festejaba con la organización de grandes bailes por parte de algún club local. Recuerdo el Club Mitre, con su pista de baile al aire libre  que siempre contaba con la animación de algún “rutilante cuarteto cordobés” sobre el escenario. También alguna orquesta local donde no podía faltar “Noches de Miramar”  pasodoble en versión varíllense. Era número cantado!!  No todos se animaban a concurrir a esos bailes, especialmente si eras gringo rubio con piel blanca.  Los del barrio tenían fama de cuchilleros. Te convenía tratar de esquivar de mirar directo a los ojos a los concurrentes, ya que lo podían  considerarse como una provocación. Mirar bien por donde caminabas para no llevar por delante a nadie y  mirar mejor aún a cualquiera de las chicas. Antes de sacar a bailar a alguna de ellas mejor era averiguar si estaban los padres y/o hermanos presentes, cuantos eran, novio o ex novios para no tener que sufrir algún problema de salud. Ah!! Y no pedir otra cosa en el buffet que no fuera vino (en esa época no se había inventado la cerveza),

Otro de los clubes era el Almafuerte, también con cancha de básquet, transformada en pista al aire libre. Aquí los bailes eran multitudinarios, generalmente promocionados por la presencia de algún cantante famoso. Generalmente los cantantes venían de giras que comprendían diez o veinte localidades en la misma noche. Las Varillas, parecía estar siempre en último turno y el plato principal llegaba (si llegaba) cuando comenzaba a clarear. A esta hora el 80% de los mayores se había ido a dormir y el 20% restante dormía en su silla. El 60% de los jóvenes estaban algo borrachos, el 20% lo estaban  totalmente (hasta las manos decíamos) y el 20% restante se habían desparramado por las distintas dependencias aprovechando la oscuridad del parque para conversar  (ahora sí, piensen mal).

En algunos de estos bailes, hubo intenciones de tirar agua, hecho que fue rápidamente reprimido por la policía presente. Así hizo aparición, llego a la localidad, irrumpió en la sociedad,   la “Nieve loca” , que no era nieve, ni era loca. Loca era la gente que portaba el aerosol. Cada tarrito de estos valía una fortuna!! Había que aprovecharlo al máximo, sin desperdiciar nada. Así corrías detrás de la chica que te gustaba buscando rociarle el producto sobre los ojos o la boca abierta tratando de hacersela tragar (no piensen mal). Los más osados apuntaban a la parte baja y si llegaba a estar en minifalda, justo, ahí abajo era dirigido el chorro (ahora si piensen mal). Cuando se acababa el aerosol podías juntar con la mano lo que había volado hasta el suelo y refregárselo por la cara. Gracias a este invento, cuantas “permanentes” recién hechas fueron destruidas; cuanta ropa nueva y costosa,  para alegría de las madres, cambiaba el color original por otro más apagado en este primer uso. Algo más tarde en el tiempo hizo su aparición la serpentina en aerosol. Esto siempre me pareció una mariconeada ya que no podías causar ningún daño con ella.

¡¡ Pero todo ese jolgorio llegó a su fin !!  Hoy es impensado hacer la guerra del agua en el barrio. Primero porque escasea el agua y pueden acusarte y cobrarte multa por despilfarro o verter líquidos a la calle. Segundo, porque algún vecino puede tomarlo a mal y denunciarte o peor, salir a la calle con la escopeta  y cagarte a tiros  o largarte los dos doberman que tiene, o patearte el auto Y la cabeza. ¡¡Hay tantas  posibilidades!!.  Tirar una miserable bombita a una chica puede ser catalogado como abuso e intento de violación si es menor. O tildado como un acto de discriminación por sexo, intento de femicidio etc. etc.   Te vas a terminar comiendo un juicio por daños y perjuicios y otras cosas más.

Finalizo este recuerdo con la letra  de este conocido y querido  tema del rock nacional

El mago Carnaval suena en las calles,

ruidosos cascabeles de ironía,

muchachos, esta noche la corremos

del brazo del placer y la alegría…

La vida sin garufa es cementerio

y el alma sin amor, jardín sin flores

hay que gozar, porque la vida es corta,

y entonar esta canción triunfal:

Todo el año es Carnaval,

cada ser un Arlequín,

¿para qué vas a penar

si la dicha está en reír?

Todo el año es carnaval,

olvidate de sufrir,

qu’este mundo es un fandango

y una vez hay que morir…

Si el amor te trata mal,

¿qué te importa del amor?

Te ponés otro disfraz

que te oculte el corazón…

Todo el año es carnaval

a bailar, pues, y reír

qu’este mundo es un fandango

y una vez hay que morir..

Caminante. La zaga (Segunda edición)

Hace ya largo tiempo que vengo transitando  “La senda del caminante”  ( vulgarmente “chanchódromo”) que atraviesa gran parte de nuestra ciudad de Sur a Norte o Norte a Sur, que sería lo mismo, con lluvia, con sol o inclusive nevando.  Aunque al caminar casi todo mi cerebro queda en stand by, un parte del mismo, sigue funcionando normalmente (si se le puede llamar de esa manera). Es así que con la observación diaria de los distintos especímenes que pululan por la zona  van surgiendo en forma natural, sosegada, espontanea, laxa, pacífica, relajada, pausada, tranquila (¡ufa!) cualidades o características  que me permitieron hacer la siguiente clasificación, que trata de abarcar la totalidad de los mismos (aclaro que todas mis observaciones hechas corresponden exclusivamente al género Homo eréctil subespecie varillensis andariegus). Sería ideal acompañar esta clasificación con alguna foto de algún ejemplar, pero para no tener problemas de salud, he preferido no hacerlo.

Según Modelo

20150130_202949Caminantes Modelo 80 en adelante: Comprenden aproximadamente un 50% de los observados. Los del género femenino, son los más inquietos y llamativos (baúl  y paragolpes delanteros de generosas dimensiones) y los que motivan a la mayoría del sexo opuesto sacar pecho, esconder la panza y a acelerar el paso tras ellos.

Modelo 60 al 70: representan un 40 % de la muestra  Algunos en buen estado de conservación y otros que pasaron por chapa y pintura. El chasis todavía en condiciones aceptables.

Modelos anteriores al 60: Incluye el 10% restante y son los que se encuentran en condiciones de ingresar al plan canje.

Según sexo

Hombres 30%

Mujeres 40  %

Bombones 30%

Mamitas 10%

Ambivalentes:   No observados

Según su condición:

A ) Caminantes obligados. Raramente solitarios, usualmente se los ve acompañado por otra persona, generalmente su pareja. Se los distingue porque marchan:

               1) por detrás del acompañante, esforzándose por seguirle el paso. Lo hacen con la mirada fija en el piso, hombros caídos arrastrando los pies dando la impresión que son llevados por un collar y correa invisible por la otra persona.20150129_203253

Hace ya largo tiempo que vengo transitando  “La senda del caminante”  ( vulg “chanchódromo”) que atraviesa gran parte de nuestra ciudad de Sur a Norte o Norte a Sur, que sería lo mismo, con lluvia, con sol o inclusive nevando.  Aunque al caminar casi todo mi cerebro queda en stand by, un parte del mismo, sigue funcionando normalmente (si se le puede llamar de esa manera). Es así que con la observación diaria de los distintos especímenes que pululan por la zona  van surgiendo en forma natural, sosegada, espontanea, laxa, pacífica, relajada, pausada, tranquila (¡ufa!) cualidades o características  que me permitieron hacer la siguiente clasificación, que trata de abarcar la totalidad de los mismos (aclaro que todas mis observaciones hechas corresponden exclusivamente al género Homo eréctil subespecie varillensis andariegus). Sería ideal acompañar esta clasificación con alguna foto de algún ejemplar, pero para no tener problemas de salud, he preferido no hacerlo.

Por Modelo

Caminantes Modelo 80 en adelante: Comprenden aproximadamente un 50% de los observados. Los del género femenino, son los más inquietos y llamativos (baúl  y paragolpes delanteros de generosas dimensiones) y los que motivan a la mayoría del sexo opuesto sacar pecho, esconder la panza y a acelerar el paso tras ellos.

Modelo 60 al 70: representan un 40 % de la muestra  Algunos en buen estado de conservación y otros que pasaron por chapa y pintura. El chasis todavía en condiciones aceptables.

DSCN4194bbcModelos anteriores al 60: Incluye el 10% restante y son los que se encuentran en condiciones de ingresar al plan canje.

Por sexo

Hombres 30%

Mujeres 40 %

Bombones 30%

Ambivalentes:   No observados

De acuerdo a su condición:

A ) Caminantes obligados. Raramente solitarios, usualmente se los ve acompañado por otra persona, generalmente su pareja. Se los distingue porque marchan:

               1) por detrás del acompañante, esforzándose por seguirle el paso. Lo hacen con la mirada fija en el piso, hombros caídos arrastrando los pies dando la impresión que son llevados por un collar y correa invisible por la otra persona.

              2) por delante del acompañante, Con las mismas características del anterior pero el acompañante  los va azuzando e increpando para que apuren el paso con una varita en la mano para que no se detengan.

  1. B) Caminantes voluntarios.

               1) Solitarios. Es común que caminen con auriculares puestos escuchando música y disfrutando del paisaje.

               2) En  pareja. En este caso el rasgo distintivo es la  mirada alta y el  paso firme con una perfecta sincronización en la marcha entre ambos ( izquier, derech, izquier, derech). Generalmente caminando a la par.DSCN7661

En algunos casos, marchan delante del acompañante y se los puede confundir con la clase A2, pero en este caso se debe a que tratan de escapar de la cháchara del mismo.

               3) Caminantes en grupos: tres o más que se desplazan ocupando toda la senda y obligando a  los demás a adelantarse por la banquina. Se los observa en charlas animadas donde se intercambia información, haciéndolo por turnos según la distancia a recorrer. A mayor información mayor distancia recorrida. Cuando la buena nueva es muy jugosa, para asimilarla correctamente, el grupo suele detener su marcha en forma abrupta sobre la senda provocando caos y embotellamientos en el tráfico.

Por su periodicidad.

1) Caminante ocasional o lunático. Llamados así porque es el día lunes cuando usualmente se los suele observar. Después de sufrir un ataque de gula durante el fin de semana salen al ruedo para hacer un mea culpa, acallar su conciencia y por lo menos gastar 50 calorías de las 5.500 que consumieron el sábado y domingo.

2) Caminante persistente: Incluye a los que a pesar de hacerlo casi diariamente y del esfuerzo que demuestran nunca lograran los objetivos planeados. Quizás lo alcancen cuando la senda este llegando a alguna localidad vecina.

Según su vestimenta

1) Con ropa deportiva, es decir con la ropa adecuada para la tarea que realizan. Se ven especialmente mujeres, con atuendo, calzado y accesorios al tono.

2) Con ropa de trabajo: aquellos que transitan la senda como paso previo a su llegada al hogar.

20150130_2029493) Con ropa de calle: Son los indecisos que se  niegan a usar los cortos o el jogging principalmente por que no están convencidos  de las bondades de la caminata.

Según la trayectoria:

1) Caminante repetitivo. Son todos aquellos que caminan siempre la misma distancia, no desviándose un ápice del trazado original. En caso de estar la senda ocupada, detiene su marcha y esperan que se despeje.

2) Caminante aleatorio: Son aquellos que como las hojas muertas van para donde sopla el viento. Suelen sorprender al resto de los caminantes al cambiar de dirección sin previo aviso. Sin embargo, en un estudio más a fondo del trayecto que realizan estos individuos se verá que están directamente relacionados con el que llevan a cabo los modelos más nuevos,  que actúan como un polo de atracción. Por eso a esos caminantes también podrían llamárselos  imantados.   DSCN4209aab

Según la actitud:

1) Caminante cazador: se desplazan pausadamente observando detenidamente el andar, características y cualidades de los especímenes del género opuesto. Cuando detectan alguna imperceptible señal, se lanzan al ataque imprimiendo velocidad al andar,  cambiando el curso de su trayecto varias veces si es necesario.

2)  Caminante presa: Generalmente muy vistosos, no pasan desapercibidos nunca. Se detienen, varias veces para acomodar sus atributos y el atuendos.  Emiten feromonas o pequeñas señales que son captadas y analizadas por el género opuesto. Cuando hacen contacto automáticamente aminoran el paso para permitir el acercamiento.

 Con esta clasificación creo haber hecho una descripción completa de la fauna. No es algo estricto ya que cada individuo puede estar comprendido por 2 o más clases, y la inclusión en una u otra categoría puede ir cambiando con el tiempo.

LOS MIEDOS ( দ্বিতীয় সংস্করণ )•

Hace unos años leía en Bestiaria    el blog de  Carolina Aguirre (hoy autora de la serie Guapas de la tele) sobre los MIEDOS FEMENINOS. Ahí,  ella, enumeraba y describía los miedos que a su entender  eran, son y serán  los  más importantes en la vida de toda mujer.

Un poco sorprendido (solo un poco), me entero que entre otros,  sufren mucho,  casi toda la vida durante “esos días”,   que temen a casi toda clase de bichos raros o no (excepto  a nosotros ofcors),  a  los ruidos extraños durante la noche,  a morir solas y a, el que para mi es el que nos cabe, el miedo a que las abandonemos  o  dejemos de querer.

En definitiva confirmé lo que muchas otras veces había  pensado sobre ellas, de que son casi seres humanos. Perdón quizás no me exprese correctamente. Lo que quiero decir es que las mujeres son seres humanos, casi como los hombres,  que también  a lo largo de su existencia  debemos convivir con  ellos y vencer una serie te temores.

Aunque nosotros también tenemos miedo de morir solos, no sería tan trágico si lo hiciéramos acompañados por lo menos  de algún gato. O sea no morir, exactamente cuando estemos acompañados de algún gato cariñoso, pero sí pasar los últimos días con él,  para poder mimarlo a gusto. Esto seguramente nos hará olvidar todo lo demás.

Ruidos extraños: solo nos preocupan los propios o en todo caso los que provienen de nuestra compañera. Aunque después de un tiempo uno se va acostumbrando y terminamos haciendo oídos sordos.

Bichos raros: para nosotros no existen. Hasta les diría que a todos,  los consideramos comestibles, dependiendo de las ganas y las circunstancias.

Un gran temor que muchas veces nos impide dormir, es pensar que nuestro equipo de fútbol pudiera perder el clásico frente al eterno rival. Y si es por goleada peor todavía!!.  O el  hecho catastrófico de descender y perder la categoría  y terminar jugando con el rejunte del barrio. Esto es verdaderamente intimidante, y de suceder  no nos atreveríamos ni a salir de la cama en todo el mes.

A diferencia de las mujeres, desde la pubertad en adelante,   nuestra peor pesadilla era  que nuestro más querido amigo no estuviera a la altura de las circunstancias. Mejor dicho, que no tomara la altura  requerida para “esas circunstancias”. Cuantas veces nos aterrorizamos al imaginar la posibilidad de  que se volviera inútil para la tarea requerida, incluso de que pudiera morir antes que nosotros, sin darnos cuenta. No voy a explayarme sobre este miedo, ya que  por suerte hoy fue vencido por la tenacidad de nuestro carácter y la ayuda de una especie de pitufo azul que logra elevarlo hasta la cumbre cada vez que es necesario.

Lo escrito por Carolina, por ser hombre, me hizo sentir culpable (no mucho) de que ellas tengan ese temor a ser abandonadas. Voy a tener que hacer otra aclaración: ser abandonadas no quiere decir que no tengan ganas de hacer nada, ni limpiar la casa, ni  trabajar, ni atendernos como corresponde, ni  de rascarse la ….. etc etc. cabeza.  No, nada de eso. Me refiero al temor de  ser desechadas como trapo viejo,  reemplazadas cada cierto tiempo como la  batería del celular, tiradas a la basura como un pedazo de queso rancio.

Ellas necesitan que todos los días renovemos ese contrato que firmamos frente al padre Lorenzo, esa promesa que le hicimos cuando estaban  de blanco.(hoy se permiten otros colores) ¡¡¡ No se olvidan nunca!!!  Aunque este contrato ya no se estila, hoy también,  son válidos todos aquellos arreglos hechos de palabra. Tienen exactamente el mismo valor. Ellas necesitan estar seguras de que todavía uno, las quiere para toda la vida como le dijimos el día que estábamos de negro.

Ellas viven preguntándote, haciendo puchero: ¿Me querés?  o me quieres? (como  en las novelas).  Pregunto: Es necesario pasar por esto a cada rato?? Si hemos expresado estas palabras que ellas quieren escuchar en numerosas situaciones!!!. Personalmente recuerdo claramente que las dije  1) el  día que me puse de novio,  2) ese día fatídico en la iglesia, 3) al 10) eventualmente los días que llegué  borracho a casa.( no recuerdo bien) y más recientemente 11) cuando nació nuestra primera hija que hoy está por cumplir los 25. ¡Como pasa el tiempo realmente!

Es que nunca van a estar conformes??  Entonces ese día que nos interrogan sobre el tema, uno, en un ataque de verborragia responde:

– Si

-Si que?

-Si, te quiero (carraspeando, con un undo, odnu, nudo en la garganta).

Para tranquilidad de todas, quiero que entiendan que uno las sigue queriendo como el primer día, aunque no lo digamos. Es sabido que a los “hombres les cuesta expresar los sentimientos”. Es una verdad mundialmente aceptada, es más, me atrevería a decir que universalmente aceptada. ( los extraterretres lo hacen)  No le pidan peras al olmo, ni a cualquier varón más de tres palabras hilvanadas sesudamente sobre el tema.

Recuerden esto que es muy importante: Que fueron otras mujeres las que nos educaron así. (y con mi mamá no se metan) Si no les gusta lo que ven, si no les gusta el resultado,  por favor cambien los planes de estudio. Es muy, muy difícil cambiar lo que aprendimos a temprana edad.

Aunque no sabemos decir lo que ustedes quieren oír, están nuestros actos de la vida diaria para corroborar lo que sentimos por ustedes. Algunos ejemplos. Acaso no agradecemos y usamos con asiduidad, esa camisa o ese pantalón de color indefinido que nos regalaron  y que compraron porque a ustedes les gustó porque estaba en oferta,  aun a sabiendas que nuestro color preferido es el azul?? .

No nos sentamos muchas veces a la mesa, desconociendo que contendrá ese plato de comida que ponen frente a nuestros ojos  y sobre el cual tememos preguntar. Y lo comemos todo??

No les entregamos todos los meses, la paga  por  nuestro trabajo, para que lo administren junto con lo suyo, sabiendo de antemano que parte del mismo se transformará indefectiblemente en artículos inútiles o en productos de belleza??

No somos indulgentes y aceptamos con resignación cuando vemos que la mayoría de nuestra ropa tiene el mismo color luego del ultimo lavado??

No las acompañamos cuando deciden salir de compras o solamente a ver las vidrieras como dicen ustedes por espacio de cuatro horas??. Y lo hacemos aunque se trate de una actividad  altamente riesgosa para nuestra salud mental.

No le prestamos  nuestro auto, uno de nuestros bienes más preciados, e inclusive tratamos de que aprendan a manejar, aun a sabiendas de que es una tarea casi imposible??

Porque hacemos todo esto??. O es que somos masoquistas?? ¡¡¡ NO !!!  ¡Es porque las queremos!  Podríamos seguir enumerando muchas otras situaciones. Lo importante es que entiendan es que todas ellas, requieren una gran, gran, gran  cuota de amor para poder soportarlas  sobrellevarlas.

A falta de palabras, sepan buscar y descubrir diariamente, en cada situación, en cada gesto nuestro, en una caricia, una mirada, una sonrisa el gran amor que sentimos por ustedes las mujeres o de última aprendan a leernos el pensamiento.

*en Bengalí: Segunda edición

Navidad con interjecciones

No soy nuevo en esto de las redes sociales, y tampoco un asiduo participante.  Desde aquel chateo por Messenger hasta el twitter de hoy comencé a percatarme que se hizo usual el uso de algunas interjecciones, que justamente sirven para expresar un sentimiento, estado de ánimo, opinión etc., sin necesidad de utilizar muchas palabras.

Hice una pequeña investigación para determinar el significado de las más comunes y evitar así que se presten a malas interpretaciones. Utilizo en este relato de la Navidad,  algunas de ellas y dejo posteriormente lo que significan. Por lo menos para mí.

Se acerca otra Navidad, y personalmente creo que esta fecha con el tiempo ha perdido su verdadero significado. En estos tiempos más que nunca. No es nada nuevo. No obstante, algo característico que  sobrevive en esta fiesta, a pesar del paso de los años, y que la hace muy esperada especialmente en aquellas familias donde hay niños pequeños, es el reparto de regalos que hace Papa Noel a todos los “locos bajitos” (según el decir de Serrat)

Pero no siempre fue así. En el siglo pasado, cuando era chico y lindo, buah! , a los regalos los traía el Niño Dios. Así nos venían machacando nuestros viejos. Papá Noel nunca había salido del hemisferio norte y nosotros ni teníamos conocimiento de su existencia.

Quizás debido  al cambio climático Papá Noel se aventuró hacia regiones más cálidas o  quizás debido a la globalización  que extanjerizó (existe este término??) nuestras costumbres, el Niño Dios fue perdiendo terreno hasta casi desaparecer hoy en día.

En aquellos tiempos era común escribir una carta o nota que tu mamá o papá se encargaban luego de enviar por correo. Nunca dudé que ello no fuera verdad. Y no sé cómo le llegaba, ya que nunca le ponía una dirección.  En la carta tenía que mentir un poco, contando lo bien que me había portado durante todo el año, en el cole, en mi casa, nunca una pelea con mi hermano ni con nadie, nunca una mala palabra,  o casi nunca una mentira, ji ji ji . Cumpliendo estos requisitos era casi seguro que recibiríamos el regalo que pedíamos. O un regalo por lo menos, no siempre lo que queríamos. Quiero una bicicleta escribí, y me trajo un pantalón corto con tiradores, puajj. ¡¡Es que no tenía más lugar en la bolsa decía mi mamá eh?!!

Quiero un autito a control remoto (con cable, el inalámbrico no existía)  y me trajo un Juego de la Oca. Quiero un MECANO, y me trajo un frasco de perfume, uf!. Pensaba yo: ¿sabrá leer el Niño Dios???

Recuerdo especialmente el rifle  a compresión con resorte,  que disparaba un corchito simulando una bala, pero que venía  atado con un hilo para no perderlo y no causar daño a nadie o los revólveres a ceba con varios rollitos de repuesto de varios colores y la estrellita dorada de sheriff, guau!. Con ellos creo que como John Wayne, exterminé a los apaches, sioux, pieles rojas, mohicanos  y el cacique Toro Sentado inclusive, de Norteamérica. ja ja ja ja

cawboyAh! De todos modos, recibiera lo que recibiera era feliz.

La noche del 24 se hacía interminable. Era  estresante (en esa época no se conocía este término), estaba nervioso y cada 5 minutos miraba el arbolito para ver si había algo. Seguramente vendrá bien tarde, decía mi papá, ya que empezó el reparto por el otro lado. Ufa!! la p. m. q. l. p., será posible que todas las navidades pasara lo mismo y siempre quedaba para el último.

Otra cosa importante era que el Niño Dios solo te visitaba en tu casa. Muchas veces nos íbamos a pasar la fiesta de los parientes, de unas tías, o abuela a otro pueblo. Esto era grave, ya que al enterarnos a último momento de los planes de nuestros padres, no teníamos forma de comunicar el cambio de domicilio.  ¡¡Por aquí no va a pasar, porque no sabe dónde estás ¡eh! decía mi tía Chita en La Playosa!! y hacía crecer aún más mi ansiedad.

A pesar del deseo de poder ver en persona al Niño Dios, nunca lo pude hacer! je je je. Nos íbamos a la cama bastante tarde a nuestro pesar, por mandato de los viejos, y a pesar del esfuerzo para no dormirme, shshsh, en el silencio de la noche tratando de escuchar algún ruido extraño, terminaba haciéndolo. ¡Si lo escuchamos te llamamos!  decía mi viejo. JA   JA   JA  ¡Mentirassss!. Nunca lo hicieron.

A la mañana temprano cuando cantaban los gallos, despertábamos,  saltábamos de la cama y corríamos al arbolito, atropellándonos por llegar primero. Oh! Ahí estaban!!

Algunas veces, ocurrió que por la noche, el Niño Dios audazmente se introducía en nuestro dormitorio y dejaba el presente al pie de la cama. ¡¡Ay Tan cerca y yo durmiendo!! pensaba.

Ah! En un abrir y cerrar de ojos arrancábamos con los dientes el papel del envoltorio para ver que nos había traído!!!.  Si no era lo que habíamos pedido, el desencanto duraba una milésima de segundo. Lo importante en definitiva era recibir algo!!

Gritando, con gran algarabía, nos íbamos al dormitorio de nuestros padres, que descansaban plácidamente luego del trasnoche. Desplegando sus dotes actorales, preguntaban con inocencia: ¿Que te trajo??? Nosotros lo escuchamos anoche cuando dejaba los regalos, nos decían. Y por qué no me llamaste??? decía yo abrazando el regalo.

Que manga de mentirosos que eran, pero que bien nos sentíamos.

Luego de desayunar o antes también, salíamos a la vereda y allí nos encontrábamos con nuestros amigos del barrio, y cada uno mostraba lo que había recibido, dábamos explicaciones sobre sus cualidades y usos, los intercambiábamos para poder estudiarlos uno por uno y nos organizábamos para jugar con cada uno de los regalos en forma igualitaria.

Hey!! Cuídenlo que hasta la próxima Navidad no tendrán otro nos decía mi vieja. Sin embargo con el paso de los días y por el uso intensivo se iba desgastando poco a poco hasta romperse. Lo emparchábamos con cinta, hilo, alambre, engrudo, plasti-cola, y en casos extremos con Poxiran para extender su vida útil.

No recuerdo cuando toda esa magia desapareció y se transformó en realidad. Debí ser, bastante,  bastante grandecito ya (ja ja ja). Siempre fui inocente!!  Posiblemente fue cuando comenzamos a encontrar el día anterior a la Navidad en el ropero de mis viejos los regalos que luego aparecían por la mañana.

En fin!!. En los 90 me toco desempeñar el papel de Niño Dios-Papa Noel desde la vereda del frente.

Aquí tuve un gran dilema: cual  de los dos era el que traía los regalos. La balanza fue inclinándose lentamente hacia el foráneo. Era más pintoresco, tenía una buena logística de distribución ya que contaba con  medio de transporte propio para el reparto, y huy! con un poco de suerte podía vérselo en persona en la noche del 24. Jo jo  jo.   Bah! Me ganó o le dejé ganarla batalla.

En estos años, mis hijas también escribieron algunas cartitas. No muchas.  Algún desgraciado las avivó muy temprano.

De todos modos lo vivido fue inolvidable.

A diferencia de mi niñez, ellas recibieron siempre muchos regalos. Papá Noel los dejaba uno para cada una, en el arbolito de cada familiar cercano.  P1060011

Debido a las nuevas formas de comunicarse, Papá Noel siempre sabía a donde iban, y les llevaba sus regalos estuviesen donde estuviesen. Como hace para saber??, preguntaban. Le hable por teléfono!! contestaba. Trasladarnos junto con los regalos, todos juntos no era fácil. Requería horas de  preparación secreta.

Les hicimos más fácil las cosas, menos traumáticas, al entregar los regalos en la misma noche de Navidad. Lo único que pudimos hacer, fue retrasar la entrega hasta después de las 12. Y costaba lograrlo ante la insistencia tenaz.

Hoy los chicos vienen con la información incorporada en su chip, de que Papá Noel no existe. Nos hacen creer que creen, creyendo que nosotros les creemos, para pedir su regalo, ja ja. Siguen alegrándose y agradecen al recibirlos. Pero ese momento es fugaz y dura menos de lo que duran los fuegos artificiales.

Feliz Navidad para todos!!

SIGNIFICADOS

ja: risa con sarcasmo, afirmando como te lo dije! , lo sabía!
ja ja: risa un poco obligada
ja ja ja: risa divertida, verdadera
ja ja ja ja: risa muy divertida
ja ja ja ja ja: risa chupamedia
jaj hja jj jaaj ajjajj: cagarse de risa
JA JA JA: cuando algo no te gusto, sin gracia
je je: risa falsa, irónica, doble sentido, diabólica
ji ji: risa traviesa, malévola, reprimida
jo jo: risa soberbia, burlona, hipócrita, de Papá Noel
ju ju: risa escondida, tapándose la boca, sin mostrar los dientes
ah!: entendimiento, placer
ay!: dolor, pesar
bah!: desprecio
buah!: tristeza
eh!: rechazo
eh?: escuche bien
oh!: asombro
guau!: admiración
shshsh: silencio
uf-ufa!: cansancio, fastidio
puaj!: asco
hey!: llamado de atención
huy!: sorpresa por algo insólito

Crónica de una travesía (seca) Chapter TCHU and Epilog(O)

Escenas del capítulo anterior:

El velero PAMABE con sus 4 tripulantes, parte desde Puerto Madero con rumbo a Colonia, Uruguay. Después de desplegar las velas, el viaje transcurre sin novedad. A mitad camino, son sorprendidos por una tormenta que pone a prueba su temple y les permite conocer el sabor de las aguas del Río de la Plata.   Momentos de zozobra se viven cuando desaparece el Contramaestre. Luego de la tormenta el mismo,  es hallado.,(por suerte sobre la embarcación).

Vimos que una mano del Contramaestre, se agitaba (o temblaba??)  detrás del marco de  la puerta del baño. Lo vimos como un recién enamorado,  abrazando, acariciando  al inodoro (que al fin y al cabo no era muy lindo y tenía cara de O).

Como al parecer, ya no tenían nada que decirse, se puso de pie y trastabillando, acalambrado lo llevamos a cubierta, donde en poco tiempo “el agua le volvió a subir al tanque”.

Llegábamos al puerto y se aproximaba, lo que el Capitán dijo era una maniobra difícil: el atraque del velero. Por suerte  (para los otros barcos)  a esa hora no había muchas embarcaciones todavía. Esquivando aquí y allá nos acercamos al muelle, de piedra. Por suerte (para nosotros) logramos frenar a tiempo y terminamos atando los cabos sin problemas.DSCN3397

Después de este gran esfuerzo físico y mental (8,5 hs cronometradas), el cuerpo se relajó completamente y nos desplomamos sobre las literas sin decir palabra (previo acomodar  la cabina y poner toda la ropa mojada a secar al sol).

El día siguiente, lo disfrutamos visitando la ciudad vieja un poco caminando y otro poco montado en uno de los tantos carritos que se ofrecen. Así pasamos por el faro, la calle de los suspiros, el puente levadizo, la muralla (lo que queda) etc.DSCN3428DSCN3433

Por la tarde, fuimos a una de las tantas playas públicas, el Contramaestre nos deleitó con un rico asado (contrabandeado al igual que la leña de algarrobo desde Argentina).P1060499

Después de observar la interesante fauna uruguaya sobre la playa, nos dirigimos hacia la Plaza de Toros.

Más tarde y vestido para la ocasión, de acuerdo a la elegancia que me caracteriza nos llegamos hasta el Hotel Sheraton Golf y Spa. Ya que nos dejaran entrar, ¡ fue un triunfo! , pero luego al ver tanto lujo, se me revolvió un poco el estómago

.P10605001P1060504P1060506

Al volver hacia nuestro pasajero hogar aprovechamos la ocasión para disfrutar del atardecer visto desde un barcito ubicado sobre la costanera. Es de recalcar la hospitalidad de los habitantes de esta ciudad. En todos los lugares donde estuvimos hemos recibido una excelente atención, especialmente del género femenino.

P1060520

Pandió el cúnico (decía el Chapulín Colorado) cuando después de muchos intentos no lográbamos hacer arrancar el motor del barco. Nos ofrecimos bajar a empujar pero el Capitán descarto la idea  de inmediato. Por suerte nos encontramos con un personaje de otro mundo, Carlos, navegante solitario desde hace unos 5 años, que por obligación se convirtió en un especialista en todo lo que se refiere a funcionamiento de un barco. Gracias a su ayuda y sus consejos, logramos hacer funcionar nuevamente el motor empacado. Luego durante la cena, nos permitió adentrarnos en su particular filosofía de vida. (merecería un capítulo aparte)

DSCN3417DSCN3436

Acunados por las tranquilas aguas del puerto tuvimos  una noche de plácido sueño. A la mañana siguiente volvimos a navegar. Esta vez hacia  el Riachuelo a 2 horas de Colonia (nada que ver con el río del mismo nombre de Buenos Aires).

Esta vez la navegación fue muy tranquila, a pleno sol,   casi aburrida ya que el mar estaba muy calmo. Nosotros, salvo uno (imagínense quién)  queríamos más  adrenalina.

El Capitán en un acto de audacia, decidió cedernos el mando de la embarcación.  Así timoneamos, cada uno un rato, mientras el lavaba los platos y ordenaba la cabina (hecho totalmente cierto, tengo pruebas).

Ya fondeados cerca una de las orillas del río, (para no entorpecer el paso de las demás embarcaciones) cada uno se dedicó a sus actividades preferidas. El Capitán bajó a la playa a dormir la siesta. El Contramaestre y el Grumete,  a pescar desde la embarcación. Los dos se entretuvieron varias horas, poniendo sucesivas carnadas, a medida que los peces se las iban comiendo. Les juro que escuche unas risitas apagadas que venían desde las aguas del río. Cuando se quedaron sin nada, frustrados decidieron guardar todo y se fueron también a la playa.

.DSCN3473DSCN3880

Después de este triste resultado, tuvimos que cambiar el menú programado para la cena. De pescado al horno pasamos a lata de picadillo sin escalas.

El que escribe,  mientras tanto, se dedicó a hacer sebo y dormitar sobre cubierta toda la tarde hasta el anochecer. ¡¡¡ Cuanto estress!!!  ¡¡¡ Tanto pensar en el trabajo y en tu mujer!!!  ¡¡¡Sacrificada la vida del  marinero!!!

Esa noche como no había ganas de jugar a las cartas, antes de dormir, abrimos todas  las escotillas, ojos de buey, ventilaciones, etc, etc.  y aprovechando, la soledad y el silencio reinante organizamos un Concurso  de Ventosidades, que gano por decisión unánime el Grumete.

A la mañana siguiente emprendimos el regreso, que hicimos casi sin novedad. Salvo una pequeña lluvia, que esta vez nos encontró bien pertrechados. Podríamos considerarnos ya, casi profesionales en el arte de la navegación.

Al llegar al  punto de donde habíamos partido, nos emocionó el recibimiento de la fragata Libertad y el catamarán Papa Francisco de Buquebus  que hicieron sonar sus sirenas al vernos.

DSCN3967DSCN3234

Ninguno pudo contener las lágrimas  al pensar en el viaje realizado y saber que al día siguiente tendríamos que volver a trabajar.

FIN

Distinto grupo y factor

 Distinto grupo y factor, pero en el fondo todos, la misma sangre. Me refiero a la de esta gran familia que son los Conrero, y que este 24 de Mayo se congregó quizás guiados por un llamado ancestral, allá, en la Colonia Silvio Péllico. El lugar donde se inició precisamente, a principios del siglo 20, cuando Carmen y Domingo (nuestros abuelos) decidieron unirse de por vida.2DO ENCUENTRO LOS CONRERO 049

Y hubo de todo y para todos los gustos. A partir de la media mañana fueron acercándose al establecimiento Don Domingo, con las ansias a flor de piel de volver a verse las caras ( y el resto del cuerpo también) de uno por uno, o de a dos por dos, inclusive de tres por tres, nueve. Con el interrogante de saber, si el paso de los años habría hecho añicos esa última imagen que uno conservaba en la memoria de cada uno de los susodichos. Por suerte todos supieron disimular bien este hecho, ya que comprobé que el pasar de los años, afecta a todos por igual.

Así fueron llegando, algunos a caballo, otros caminando, otros en sulky, e inclusive algunos traídos de las narices. Pasamos los cien decía alguno, refiriendo a la cantidad de asistentes y no a la velocidad de llegada. Parecía el acto de campaña algún político, ya que a medida que uno avanzaba iba saludando, dando la mano, abrazo o beso según correspondiera. Llegué a darle tres besos a la prima mas linda.

Lentamente primero y acelerando con la llegada del mediodía, fueron apareciendo las primeras conservadoras, heladeritas portátiles y un surtido de tapers con gran variedad de tamaños y colores. En este momento comprendí lo que significaba el paso del tiempo y los cambios que este ocasiona. Todos sabemos que no existe reunión, donde no tenga participación primordial, la comida. A diferencia de reuniones de antaño, cuando lo que se ponía sobre la mesa requería quizás varios días de preparación y esmero por parte de las mujeres, hoy ellas, las más jóvenes específicamente, resuelven estos requerimientos, marcando el número de alguno de los muchos deliveris que conocen salvando de esa forma la situación con sencillez y rapidez. En síntesis, en esta oportunidad, la comida pasó a un cómodo tercer o cuarto puesto en la escala de valores.

El primer puesto se lo llevó el hecho del reencuentro, la alegría generalizada, el olvido de algunas viejas disputas (si las hubo) y el sentimiento de saber que uno forma parte de una gran familia. Uno mira a la sartenada de primos/as y tios/as, buscando similitudes en el aspecto físico, ademanes comunes, forma de caminar, de expresarse y verdaderamente las encuentra. Para alguien como yo, que ya ha pasado los treinta, y que tiene el disco duro casi al límite de capacidad el encuentro me ha servido para conocer a todos aquellos que fueron agregándose en los últimos años, varios sobre los cuales solo sabía de su existencia por escuetos mensajes. Estoy hablando de la tercera generación de los Conrero. Como me es difícil memorizar mas nombres, estoy usando (como ya les mencioné) una tarjeta de memoria externa, que es el caso de mi mujer, que es capaz de recordar además de los nombres, la edad, fecha de nacimiento, domicilio, santo correspondiente, señas particulares y asociar y correlacionar todo, con hechos sobresalientes de la época.

De sobremesa, entre mate y mate pudimos disfrutar también de la dulce y joven voz de Isabella que nos interpretó algunos temas en inglés, y que fueron traducidas en simultaneo al piamontés por uno de los hermanos Conrero. Cuando se me ocurrió proponer un concurso de anécdotas divertidas, no pensé que habría tantos con ganas de participar. Como organizador y juez del certamen, creo firmemente que el primer puesto otorgado a Eugenia fue justo. Ella además de recordar varios actos vandálicos perpetrados en su niñez pidió públicamente perdón por lo que les hizo pasar a varias de sus tías/os. Y eso requiere de mucho ovario. Espero que pueda disfrutar del viaje que ganó. Quiero aclarar que Cancún era el destino original, pero por problemas con la Gripe Porcina decidí hacer el cambio por este paquete:

TURISMO AVENTURA – DESCUBRIENDO VILLA EL NAYLON Duración: 3 días/2 noches (si llega)

Al llegar a la Terminal de Ómnibus, personal de la empresa le entregará las llaves del vehículo, Mercedes Benz Descapotable Mod C.T.L.Ch (con todos los chiches), para comenzar el recorrido.

Hospedaje en Hosteria La Bala Perdida. Habitación con baño compartido al fondo a la derecha.

Desayuno, almuerzo y cena. (mejor dicho o desayuno, o almuerzo o cena).

Sitios de interés.

1-Visita a la Seccional 14. Encierro durante dos horas en una de las típicas celdas de la seccional, con reos verdaderos.

2-Caminata por las callecitas internas de la Villa, para descubrir y disfrutar los distintos aromas y sabores del entorno.

3-Visita a la Plaza del Porro, donde podrá conocer el modus operandi de algunos lugareños y adquirir mercancías a precios promocionales. 4-Caminata a la luz de la luna: Donde podrán conocer la interesante fauna felina de hábitos nocturnos.

5-Opcional solo para los amantes de emociones extremas: Esta actividad les permitirá conocer como reaccionan alguna de las especies autóctona frente a un estímulo concreto. Los interesados serán trasladados en horas de la madrugada hasta una esquina típica de la Villa provistos de un megáfono o medio de propalación adecuado. Para lograr una estimulación adecuado y rápida reacción, sugerimos expresar a viva voz alguna de las siguientes frases: Vagos de mierdaaaaa!!!!!!

Muera Perón carajo!!!!

Vamos los millonarios todavía!!!

Tu vieja y tu hermana son putaaaaassss!!!!

Que llevar:

Preferiblemente indumentaria marca Cristian Dior , Armani o superior Calzados Riky Sarkany o superior

Cartera Luis Vuitton

Calzón de lata con candado o cinturón de castidad. (Importante: dejar las llaves en el lugar de alojamiento)

Servicios no comprendidos.

Gastos médicos Seguro del automotor Seguro de sepelio

Siguiendo con el tema de las anécdotas y como por razones ya expuestas no pude participar, quería dejarles este recuerdo que conservo de la casa de los abuelos. Por esos años de mi niñez, no había electricidad, (en ese lugar me refiero) solamente por una pocas horas en la noche la casa se alumbraba con un sistema de corriente continua alimentado por decenas de baterías que se recargaban con el motor del tambo. Quizás por eso las sobremesas de la cena, no eran muy largas. O quizás porque todos sabían que al otro día les esperaba un extenso día de duras tareas. La cuestión que apenas terminada la comida, nos íbamos para el dormitorio de la abuela en busca de nuestra cama. Allí parecía que caminábamos sobre algodones ya que nuestros pasos sonaban tenues, apagados, por efecto del piso de madera que tenía la habitación. Cubiertos hasta las orejas con sabanas almidonadas sin una arruga con pesadas frazadas de lana para mitigar el frío del invierno, en la oscuridad, aguzaba el oído, tratando de identificar los pocos sonidos del entorno campero, el chistido de una lechuza, algún tero sonámbulo. Cada cierto tiempo me sobresaltaba el irregular ronroneo de la heladera a kerosén y el sonido de las campanas del reloj de péndulo de la pared de la cocina que marcaba el paso de las horas. (no recuerdo bien si sonaba cada cuarto o cada media hora)

Al día siguiente a media mañana saltaba de la cama y me esperaba un gran desayuno en compañía de mi abuela, tíos/as, primos y de los peones que hacían un alto en sus tareas para reponer fuerzas. Era común acompañar el gran tazón de mate cocido con fiambres, algún dulce casero, miel, manteca y queso. Con la panza llena y calentita, partía luego en busca de alguna nueva aventura.