Navidad con interjecciones

No soy nuevo en esto de las redes sociales, y tampoco un asiduo participante.  Desde aquel chateo por Messenger hasta el twitter de hoy comencé a percatarme que se hizo usual el uso de algunas interjecciones, que justamente sirven para expresar un sentimiento, estado de ánimo, opinión etc., sin necesidad de utilizar muchas palabras.

Hice una pequeña investigación para determinar el significado de las más comunes y evitar así que se presten a malas interpretaciones. Utilizo en este relato de la Navidad,  algunas de ellas y dejo posteriormente lo que significan. Por lo menos para mí.

Se acerca otra Navidad, y personalmente creo que esta fecha con el tiempo ha perdido su verdadero significado. En estos tiempos más que nunca. No es nada nuevo. No obstante, algo característico que  sobrevive en esta fiesta, a pesar del paso de los años, y que la hace muy esperada especialmente en aquellas familias donde hay niños pequeños, es el reparto de regalos que hace Papa Noel a todos los “locos bajitos” (según el decir de Serrat)

Pero no siempre fue así. En el siglo pasado, cuando era chico y lindo, buah! , a los regalos los traía el Niño Dios. Así nos venían machacando nuestros viejos. Papá Noel nunca había salido del hemisferio norte y nosotros ni teníamos conocimiento de su existencia.

Quizás debido  al cambio climático Papá Noel se aventuró hacia regiones más cálidas o  quizás debido a la globalización  que extanjerizó (existe este término??) nuestras costumbres, el Niño Dios fue perdiendo terreno hasta casi desaparecer hoy en día.

En aquellos tiempos era común escribir una carta o nota que tu mamá o papá se encargaban luego de enviar por correo. Nunca dudé que ello no fuera verdad. Y no sé cómo le llegaba, ya que nunca le ponía una dirección.  En la carta tenía que mentir un poco, contando lo bien que me había portado durante todo el año, en el cole, en mi casa, nunca una pelea con mi hermano ni con nadie, nunca una mala palabra,  o casi nunca una mentira, ji ji ji . Cumpliendo estos requisitos era casi seguro que recibiríamos el regalo que pedíamos. O un regalo por lo menos, no siempre lo que queríamos. Quiero una bicicleta escribí, y me trajo un pantalón corto con tiradores, puajj. ¡¡Es que no tenía más lugar en la bolsa decía mi mamá eh?!!

Quiero un autito a control remoto (con cable, el inalámbrico no existía)  y me trajo un Juego de la Oca. Quiero un MECANO, y me trajo un frasco de perfume, uf!. Pensaba yo: ¿sabrá leer el Niño Dios???

Recuerdo especialmente el rifle  a compresión con resorte,  que disparaba un corchito simulando una bala, pero que venía  atado con un hilo para no perderlo y no causar daño a nadie o los revólveres a ceba con varios rollitos de repuesto de varios colores y la estrellita dorada de sheriff, guau!. Con ellos creo que como John Wayne, exterminé a los apaches, sioux, pieles rojas, mohicanos  y el cacique Toro Sentado inclusive, de Norteamérica. ja ja ja ja

cawboyAh! De todos modos, recibiera lo que recibiera era feliz.

La noche del 24 se hacía interminable. Era  estresante (en esa época no se conocía este término), estaba nervioso y cada 5 minutos miraba el arbolito para ver si había algo. Seguramente vendrá bien tarde, decía mi papá, ya que empezó el reparto por el otro lado. Ufa!! la p. m. q. l. p., será posible que todas las navidades pasara lo mismo y siempre quedaba para el último.

Otra cosa importante era que el Niño Dios solo te visitaba en tu casa. Muchas veces nos íbamos a pasar la fiesta de los parientes, de unas tías, o abuela a otro pueblo. Esto era grave, ya que al enterarnos a último momento de los planes de nuestros padres, no teníamos forma de comunicar el cambio de domicilio.  ¡¡Por aquí no va a pasar, porque no sabe dónde estás ¡eh! decía mi tía Chita en La Playosa!! y hacía crecer aún más mi ansiedad.

A pesar del deseo de poder ver en persona al Niño Dios, nunca lo pude hacer! je je je. Nos íbamos a la cama bastante tarde a nuestro pesar, por mandato de los viejos, y a pesar del esfuerzo para no dormirme, shshsh, en el silencio de la noche tratando de escuchar algún ruido extraño, terminaba haciéndolo. ¡Si lo escuchamos te llamamos!  decía mi viejo. JA   JA   JA  ¡Mentirassss!. Nunca lo hicieron.

A la mañana temprano cuando cantaban los gallos, despertábamos,  saltábamos de la cama y corríamos al arbolito, atropellándonos por llegar primero. Oh! Ahí estaban!!

Algunas veces, ocurrió que por la noche, el Niño Dios audazmente se introducía en nuestro dormitorio y dejaba el presente al pie de la cama. ¡¡Ay Tan cerca y yo durmiendo!! pensaba.

Ah! En un abrir y cerrar de ojos arrancábamos con los dientes el papel del envoltorio para ver que nos había traído!!!.  Si no era lo que habíamos pedido, el desencanto duraba una milésima de segundo. Lo importante en definitiva era recibir algo!!

Gritando, con gran algarabía, nos íbamos al dormitorio de nuestros padres, que descansaban plácidamente luego del trasnoche. Desplegando sus dotes actorales, preguntaban con inocencia: ¿Que te trajo??? Nosotros lo escuchamos anoche cuando dejaba los regalos, nos decían. Y por qué no me llamaste??? decía yo abrazando el regalo.

Que manga de mentirosos que eran, pero que bien nos sentíamos.

Luego de desayunar o antes también, salíamos a la vereda y allí nos encontrábamos con nuestros amigos del barrio, y cada uno mostraba lo que había recibido, dábamos explicaciones sobre sus cualidades y usos, los intercambiábamos para poder estudiarlos uno por uno y nos organizábamos para jugar con cada uno de los regalos en forma igualitaria.

Hey!! Cuídenlo que hasta la próxima Navidad no tendrán otro nos decía mi vieja. Sin embargo con el paso de los días y por el uso intensivo se iba desgastando poco a poco hasta romperse. Lo emparchábamos con cinta, hilo, alambre, engrudo, plasti-cola, y en casos extremos con Poxiran para extender su vida útil.

No recuerdo cuando toda esa magia desapareció y se transformó en realidad. Debí ser, bastante,  bastante grandecito ya (ja ja ja). Siempre fui inocente!!  Posiblemente fue cuando comenzamos a encontrar el día anterior a la Navidad en el ropero de mis viejos los regalos que luego aparecían por la mañana.

En fin!!. En los 90 me toco desempeñar el papel de Niño Dios-Papa Noel desde la vereda del frente.

Aquí tuve un gran dilema: cual  de los dos era el que traía los regalos. La balanza fue inclinándose lentamente hacia el foráneo. Era más pintoresco, tenía una buena logística de distribución ya que contaba con  medio de transporte propio para el reparto, y huy! con un poco de suerte podía vérselo en persona en la noche del 24. Jo jo  jo.   Bah! Me ganó o le dejé ganarla batalla.

En estos años, mis hijas también escribieron algunas cartitas. No muchas.  Algún desgraciado las avivó muy temprano.

De todos modos lo vivido fue inolvidable.

A diferencia de mi niñez, ellas recibieron siempre muchos regalos. Papá Noel los dejaba uno para cada una, en el arbolito de cada familiar cercano.  P1060011

Debido a las nuevas formas de comunicarse, Papá Noel siempre sabía a donde iban, y les llevaba sus regalos estuviesen donde estuviesen. Como hace para saber??, preguntaban. Le hable por teléfono!! contestaba. Trasladarnos junto con los regalos, todos juntos no era fácil. Requería horas de  preparación secreta.

Les hicimos más fácil las cosas, menos traumáticas, al entregar los regalos en la misma noche de Navidad. Lo único que pudimos hacer, fue retrasar la entrega hasta después de las 12. Y costaba lograrlo ante la insistencia tenaz.

Hoy los chicos vienen con la información incorporada en su chip, de que Papá Noel no existe. Nos hacen creer que creen, creyendo que nosotros les creemos, para pedir su regalo, ja ja. Siguen alegrándose y agradecen al recibirlos. Pero ese momento es fugaz y dura menos de lo que duran los fuegos artificiales.

Feliz Navidad para todos!!

SIGNIFICADOS

ja: risa con sarcasmo, afirmando como te lo dije! , lo sabía!
ja ja: risa un poco obligada
ja ja ja: risa divertida, verdadera
ja ja ja ja: risa muy divertida
ja ja ja ja ja: risa chupamedia
jaj hja jj jaaj ajjajj: cagarse de risa
JA JA JA: cuando algo no te gusto, sin gracia
je je: risa falsa, irónica, doble sentido, diabólica
ji ji: risa traviesa, malévola, reprimida
jo jo: risa soberbia, burlona, hipócrita, de Papá Noel
ju ju: risa escondida, tapándose la boca, sin mostrar los dientes
ah!: entendimiento, placer
ay!: dolor, pesar
bah!: desprecio
buah!: tristeza
eh!: rechazo
eh?: escuche bien
oh!: asombro
guau!: admiración
shshsh: silencio
uf-ufa!: cansancio, fastidio
puaj!: asco
hey!: llamado de atención
huy!: sorpresa por algo insólito

ALÓ PRESIDENTA (II)

A diferencia del fallido estadista del país caribeño y petrolero, que hacia un programa semanal de larga duración, tedioso como pocos, rodeado de una tribuna entusiasta y colorida, nuestra presidenta ha optado por apariciones (gracias a Dios) más cortas pero diarias (retiro las gracias) frente a una tribuna, donde las primeras filas están siempre ocupadas por los mismos amigos chupa sangre del poder, aplaudidores de lujo y el resto pertenece al sindicato de actores que podemos ver desempeñando distintos papeles con eficiencia.

Por suerte, ahora cada capítulo de esta novela, podrá verse 2 veces por día por Cadena Nacional. De esta manera los que no tuvieron la dicha de verla en la primera salida o no llegaron a entender las profundas reflexiones de la oradora, seguramente podrán hacerlo en esta segunda oportunidad (reforzadas por los ademanes de la mujer pequeña, de negro que mueve las manos a sus espaldas)

Así es, que cada día,  una larga sesión de chapa y pintura (para lograr un acabado de porcelana china), le permitirá afrontar con éxito las luces de las cámaras. Le sigue la ardua tarea de la  elección del modesto vestuario y bijouterí barata, que le insume otras tantas horas.
Por último y para completar el cuadro, se sitúa en el atrio con dos micrófonos para lograr así, un efecto estereofónico, desde donde nos ilustrará con un vocabulario ameno sobre el significado del tan, tan pero tan remanido tema de la redistribución de los ingresos, igualdad social, etc. etc,  luego explayarse  en la presentación de alguna nueva genialidad ocurrida, para terminar (por fin) con una sesión de fotos. Se espera que a este ritmo, antes de finalizar su mandato, se convertirá en el primer mandatario del mundo de haber logrado fotografiarse con CADA UNO de los habitantes de su reino, incluidos los que viven en la Antártida. Una vez terminado el álbum respectivo, pasará a formar parte de los Record Guinness en el rubro FOTOS ALDOPE.

Con el tiempo uno termina mareándose ante tantos anuncios, disposiciones y planes de incentivo para la adquisición de los más variados productos. Así pasamos por Carne para todos, Pescado para todos, Los Precios:¡¡ cuidado  !!, Vacaciones para todos, Autos para todos, Futbol para todos..los Grondona, Milanesas para todos, LCD para todos, Cerdos y lácteos para todos, Garrafa social, y otros tantos que ya perdimos la cuenta.

De refilón escuchaba el otro día, sobre uno de ellos destinado a la compra de la línea blanca. Me disgusté un poco con esto, porque me pareció un plan dirigido solamente a los grandes consumidores de coca, como son por ejemplo, muchos funcionarios públicos y políticos que cuenta con altos ingresos. ¿Porque excluir de estos planes a los jóvenes de bajos recursos, a aquellos que vuelan, simplemente con el poxiran o el paco, sustancias que se han transformado en productos auténticamente nacionales en concordancia con nuestro nivel de vida?? Me tranquilicé luego cuando me aclararon, que la línea blanca no era otra cosa que cocina, heladera y calefón.

En estos días se le ocurrió otra brillante idea: Dentaduras para todos (esponzorizada por Colgate…. de acáaaa). Con este programa podrán canjearse todas aquellas dentaduras que conserven menos de 4 piezas, por un nuevo modelo de 8. Solo llevarán los incisivos que son los más visibles ya que se llegó a la conclusión que el resto no tendría sentido debido al poco uso en vista a la creciente escasez de cosas para masticar.

Siguiendo con la seguidilla de anuncios, el gobierno lanzará antes del comienzo del próximo año lectivo, el programa Útiles Escolares para Todos.

La canasta básica, que será financiadas con los ex – ahorros de los jubilados, y destinada a todos los alumnos del primario o nivel inicial como se dice ahora, estará  compuesta por los siguientes artículos:

1 Regla de madera. Graduada en escala K, permite conocer rápidamente la distancia que te separa, de los recursos que reparte diariamente y discrecionalmente la autoridad de turno.

1 Transportador de lata. Que te llevará en un abrir y cerrar de ojos, a un lugar soñado, más justo, equitativo y solidario, bien lejos de donde estás en la actualidad.

1 Compás de espera. Trazando sucesivos círculos concéntricos comprobarás que por más que lo intentes, siempre estarás por fuera del círculo de las buenas oportunidades de progresar.

1 Lapicera Tinta negra indeleble. Lo que ya está escrito, te será difícil de cambiar. Tendrás que acostumbrarte a lo que te toca.

1 Canopla o cartuchera de plástico. Con la cara de algunos de los super villanos amigos  del poder. Incluye un compartimiento secreto para guardar lo rapiñado.

1 Cuaderno Gloria a Kristina. Donde podrás ir delineando paso a paso lo que te gustaría ser cuando seas grande.

1 Goma de borrar. Para ir descartando lo que escribiste anteriormente, al ver que no lo lograrás.

1 Hoja papel para forrar. Un collage confeccionado con las mejores imágenes del vestuario real.

6 Lápices de colores. Para pintar multicolor el futuro gris que les espera a la gran mayoría.

Para los más pequeños, se agregará, envuelto para regalo:

1 ejemplar de “DIBUJEMOS LO NUMEROS”. Del autodidacta Mago Moreno. Libro para dibujar y pintar. Con lecciones sencillas y claras para aprender a armar sus propios números y estadísticas.

1 ejemplar “El REINO DE KK”. Versión libre adaptada (aceptada por la mayoría), del archiconocido Bobin Hood donde el héroe despoja a los jubilados y obreros de sus pertenencias, para repartirlo entre los pocos amigos ricos.

1 ejemplar de “INICIO EN LAS MATEMATICAS”. Somera descripción, con palabras sencillas y con ilustraciones a color, de los pasos a dar para hacerse millonario a partir del sueldo de presidente. Autores: Familia K

1 ejemplar de “UN VIAJE EXTRAORDINARIO” del joven novelista Amado, que describe la travesía realizada con sus innumerables medios de transporte, solo acompañado por su guitarra y su mala memoria, hasta su destino final (Cárcel de Batán)

Si luego de todo este esfuerzo,  realizado por este gobierno, no logramos transformarnos en una potencia del primer mundo, la culpa será única y exclusivamente del pueblo que no entiende.

Por último: ¡No seamos tan negativos ante cada medida tomada por Cristina. Acompañemos este esfuerzo realizado por nuestros dirigentes, para que sea un éxito!

Por lo menos para ellos.

Crónica de una travesía (seca) Chapter TCHU and Epilog(O)

Escenas del capítulo anterior:

El velero PAMABE con sus 4 tripulantes, parte desde Puerto Madero con rumbo a Colonia, Uruguay. Después de desplegar las velas, el viaje transcurre sin novedad. A mitad camino, son sorprendidos por una tormenta que pone a prueba su temple y les permite conocer el sabor de las aguas del Río de la Plata.   Momentos de zozobra se viven cuando desaparece el Contramaestre. Luego de la tormenta el mismo,  es hallado.,(por suerte sobre la embarcación).

Vimos que una mano del Contramaestre, se agitaba (o temblaba??)  detrás del marco de  la puerta del baño. Lo vimos como un recién enamorado,  abrazando, acariciando  al inodoro (que al fin y al cabo no era muy lindo y tenía cara de O).

Como al parecer, ya no tenían nada que decirse, se puso de pie y trastabillando, acalambrado lo llevamos a cubierta, donde en poco tiempo “el agua le volvió a subir al tanque”.

Llegábamos al puerto y se aproximaba, lo que el Capitán dijo era una maniobra difícil: el atraque del velero. Por suerte  (para los otros barcos)  a esa hora no había muchas embarcaciones todavía. Esquivando aquí y allá nos acercamos al muelle, de piedra. Por suerte (para nosotros) logramos frenar a tiempo y terminamos atando los cabos sin problemas.DSCN3397

Después de este gran esfuerzo físico y mental (8,5 hs cronometradas), el cuerpo se relajó completamente y nos desplomamos sobre las literas sin decir palabra (previo acomodar  la cabina y poner toda la ropa mojada a secar al sol).

El día siguiente, lo disfrutamos visitando la ciudad vieja un poco caminando y otro poco montado en uno de los tantos carritos que se ofrecen. Así pasamos por el faro, la calle de los suspiros, el puente levadizo, la muralla (lo que queda) etc.DSCN3428DSCN3433

Por la tarde, fuimos a una de las tantas playas públicas, el Contramaestre nos deleitó con un rico asado (contrabandeado al igual que la leña de algarrobo desde Argentina).P1060499

Después de observar la interesante fauna uruguaya sobre la playa, nos dirigimos hacia la Plaza de Toros.

Más tarde y vestido para la ocasión, de acuerdo a la elegancia que me caracteriza nos llegamos hasta el Hotel Sheraton Golf y Spa. Ya que nos dejaran entrar, ¡ fue un triunfo! , pero luego al ver tanto lujo, se me revolvió un poco el estómago

.P10605001P1060504P1060506

Al volver hacia nuestro pasajero hogar aprovechamos la ocasión para disfrutar del atardecer visto desde un barcito ubicado sobre la costanera. Es de recalcar la hospitalidad de los habitantes de esta ciudad. En todos los lugares donde estuvimos hemos recibido una excelente atención, especialmente del género femenino.

P1060520

Pandió el cúnico (decía el Chapulín Colorado) cuando después de muchos intentos no lográbamos hacer arrancar el motor del barco. Nos ofrecimos bajar a empujar pero el Capitán descarto la idea  de inmediato. Por suerte nos encontramos con un personaje de otro mundo, Carlos, navegante solitario desde hace unos 5 años, que por obligación se convirtió en un especialista en todo lo que se refiere a funcionamiento de un barco. Gracias a su ayuda y sus consejos, logramos hacer funcionar nuevamente el motor empacado. Luego durante la cena, nos permitió adentrarnos en su particular filosofía de vida. (merecería un capítulo aparte)

DSCN3417DSCN3436

Acunados por las tranquilas aguas del puerto tuvimos  una noche de plácido sueño. A la mañana siguiente volvimos a navegar. Esta vez hacia  el Riachuelo a 2 horas de Colonia (nada que ver con el río del mismo nombre de Buenos Aires).

Esta vez la navegación fue muy tranquila, a pleno sol,   casi aburrida ya que el mar estaba muy calmo. Nosotros, salvo uno (imagínense quién)  queríamos más  adrenalina.

El Capitán en un acto de audacia, decidió cedernos el mando de la embarcación.  Así timoneamos, cada uno un rato, mientras el lavaba los platos y ordenaba la cabina (hecho totalmente cierto, tengo pruebas).

Ya fondeados cerca una de las orillas del río, (para no entorpecer el paso de las demás embarcaciones) cada uno se dedicó a sus actividades preferidas. El Capitán bajó a la playa a dormir la siesta. El Contramaestre y el Grumete,  a pescar desde la embarcación. Los dos se entretuvieron varias horas, poniendo sucesivas carnadas, a medida que los peces se las iban comiendo. Les juro que escuche unas risitas apagadas que venían desde las aguas del río. Cuando se quedaron sin nada, frustrados decidieron guardar todo y se fueron también a la playa.

.DSCN3473DSCN3880

Después de este triste resultado, tuvimos que cambiar el menú programado para la cena. De pescado al horno pasamos a lata de picadillo sin escalas.

El que escribe,  mientras tanto, se dedicó a hacer sebo y dormitar sobre cubierta toda la tarde hasta el anochecer. ¡¡¡ Cuanto estress!!!  ¡¡¡ Tanto pensar en el trabajo y en tu mujer!!!  ¡¡¡Sacrificada la vida del  marinero!!!

Esa noche como no había ganas de jugar a las cartas, antes de dormir, abrimos todas  las escotillas, ojos de buey, ventilaciones, etc, etc.  y aprovechando, la soledad y el silencio reinante organizamos un Concurso  de Ventosidades, que gano por decisión unánime el Grumete.

A la mañana siguiente emprendimos el regreso, que hicimos casi sin novedad. Salvo una pequeña lluvia, que esta vez nos encontró bien pertrechados. Podríamos considerarnos ya, casi profesionales en el arte de la navegación.

Al llegar al  punto de donde habíamos partido, nos emocionó el recibimiento de la fragata Libertad y el catamarán Papa Francisco de Buquebus  que hicieron sonar sus sirenas al vernos.

DSCN3967DSCN3234

Ninguno pudo contener las lágrimas  al pensar en el viaje realizado y saber que al día siguiente tendríamos que volver a trabajar.

FIN

Crónica de una travesía (húmeda) Chapter Guan

Recogí el guante lanzado por un amigo, retándome a cruzar las abundantes aguas del Río de la Plata. Como no se trataba de nadar, sino de hacerlo navegando, decidí aceptar el desafío. Otros tantos incautos hicieron lo mismo.DSCN0933

El acontecimiento se inicia en el Yacht Club de Puerto Madero. Barrio paquete y caro si se quiere, en el corazón mismo de la capital. La travesía tuvo como destino la ciudad de Colonia, de nuestra vecina República Oriental del  Uruguay.

Hicimos un reconocimiento rápido de lo que iba a ser nuestra embarcación, en este caso un velero de más o menos 14, 14,20, 14,30 metros  de largo llamado PAMABE. DSCN3208Después de comprobar que flotaba con normalidad y el casco no presentaba ninguna fisura abordamos la nave, junto con nuestras pertenencias y las provisiones necesarias para subsistir por varios días en caso de tener que abandonar la nave en una emergencia en mitad del río.

La tripulación estuvo formada por

Capitán  Tomás

Contramaestre (e hincha de Racing) Fabián

Grumete Marcelo

Marinero recluta, el que escribe.

Después de asignarnos las cuchetas, teniendo en cuenta el rango de cada uno, nos dispusimos a pasar la primera noche embarcados,  acunados por las tranquilas aguas del canal.DSCN3377

A la mañana siguiente, luego de un frugal desayuno consistente en un puré de Dramamine, y previo a comprobar el pronóstico del tiempo que vaticinaba lloviznas aisladas, el Capitán dio la orden de partida. No hubo mucha gente despidiéndonos, ya que preferimos hacerlo en secreto.

DSCN3230

Los primeros kilómetros lo hicimos a motor, sin inconvenientes. El problema se suscitó cuando el Capitán comenzó a dar las órdenes en un idioma que ninguno del resto de la tripulación conocía.

Por ejemplo: “vamos a virar a babor, cuidado con la botavara” Respuesta: Muerde??

“tenemos viento de frente, vamos a zigzaguear cosiendo las olas” Respuesta: no trajimos aguja ni hilo

“hágase cargo del pianito” Respuesta: solo se tocar la pandereta

“vamos a desplegar la vela mayor” Respuesta: con este viento los fósforos no sirven.

“ahora liberen el génova” Respuesta: ¿??????

“vamos a orzar” Respuesta: ¿????? X 2

Como estuvimos a punto de amotinarnos, el Capitán en un gesto de conmiseración  decidió hablar en castellano y así, SI pudimos entendernos.

Después de cuatro horas de navegación sin inconvenientes, ya nos animamos a abrir la boca, incluso a hacer algunas bromas.

DSCN3339

Como debimos sospechar de antemano,  ya que siempre pasa lo mismo, el pronóstico del tiempo no se cumplió. A mitad de la travesía comenzó a llover y a soplar el viento cada vez con más fuerza,  hinchando las velas al máximo  haciendo escorar ( que término!!)  peligrosamente  la embarcación. La velocidad llego a trepar hasta la friolera de 7,4 nudos (otro término!!) . Las olas chocaban con fuerza contra la cubierta ( otro término!!) haciendo que el agua corriera por debajo de nuestra vestimenta, humedeciéndonos hasta el último rincón. El velero corcoveaba sobre las olas cada vez más grandes y nosotros tratábamos de agarrarnos a cualquier cosa para no salir arrojados por la borda. Escondernos bajo cubierta no era una opción, ya que abajo el caos era total. Volaban los colchones de un lugar a otro, se abrían las puertas de la despensa y los tomates y manzanas rodaban por el piso. La campana de seguridad  sonaba sin cesar y sin necesidad.DSCN3338

El Capitán gritaba, “tranquilos que esto no se hunde”  aunque ya a estas alturas mucho no le creíamos.

Un momento de gran zozobra vivimos cuando desapareció de nuestra vista el grumete. Como en esos momentos solo podíamos ocuparnos de nuestra propia humanidad,  rogamos no haberlo perdido para siempre, ya que ¡¡ no habría otro que nos preparara la comida!!.

Con los pieses , uno sobre cada  baranda, con ambas manos aferrados a algún cabo suelto, apretando el upite, enceguecidos por el agua, el Capitán ordenaba: ¡¡cambio de rumbo!!, ¡¡tire tire!!, ¡¡ liberen liberen!!, ¡¡ deme posición en el GPS!!  ¡¡ Gire la palanca!!  Rogando en estos momentos,  que no se nos cruzara en el camino alguno de los más de 2000 barcos hundidos que hay en el río. Por favor, me quiero bajar!!,pensábamos al unísono. Gracias por todo, nos vamos en el Buquebus. Lamentamos mucho no poder abandonar el barco cobardemente.

Después de 4 horas de soportar estoicamente las inclemencias del tiempo, el viento amainó y terminó la lluvia. Gritando a voz de cuello llamamos y  llamamos a nuestro compañero desaparecido. Se hizo un gran silencio, cuando vimos aparecer en la puerta del baño una mano temblorosa, que se arrastraba por el piso seguido de alguien parecido a Fabián pero en color verde. ¡¡Estaba moribundo, pero vivo!!

Continúa en el próximo capítulo

Si la música no existiera…(remixado)

Es lo que hay

“Si la música no existiera la vida habría perdido uno de sus mayores encantos”. Esta era la frase que se leía en un pequeño cuadro colgado sobre la pared en la casa de nuestra vecina  que enseñaba piano. Se podría decir que fue ahí donde descubrí  la existencia en los primeros años adolescentes  de dos cosas importantes en mi vida: la música y  las mujeres. Ambas casi al unísono.

Eran los inicios de los años ´70 y en esa casa, una de las hijas de la profesora solía organizar, lo que llamábamos americanas o asaltos con un grupo de compañeros/as del colegio. En esos tiempos este tipo reuniones, creo que era la única forma de lograr un encuentro cercano entre ambos, con la excusa del baile. Así entre litros de gaseosas,  torta casera y  papitas de copetín  que eran aportados por los participantes se iniciaba el encuentro en las últimas…

Ver la entrada original 948 palabras más

ALTO EN EL CIELO

Como  otros muchos  me imagino, infinidad de veces me pregunte como sería ser un pájaro, para poder volar bien alto y como se sentiría descender en picada a gran velocidad tras una presa como lo hacen los halcones.  Será por eso, que cuando me invitaron a realizar esta experiencia, no lo pensé mucho y decidí participar.

Después de varios intentos fallidos por razones climáticas, y de una prolongada especie de agonía,  el momento llego. Todo comenzó el domingo por la mañana en el Aero Club local.

Lo primero,  que me pregunto el instructor es si tenía alguna experiencia en saltos al vacío.

Lo primero, que me vino a la mente, es el recuerdo de hace más de treinta años cuando decidí  casarme con la que hoy todavía es mi mujer y que resulto muy buena. Si lo que íbamos a hacer era algo como esto, enseguida me tranquilicé bastante.

La instrucción llevó unos 10 minutos. Básicamente  hay tres pasos que hay que cumplir, aparte de no tirarte por la ventanilla cuando estás volando.

Primero: al asomarte a la puerta abierta, cuando estas a 3000 mts de altura, debes dejar las piernas colgando, juntas y mirar  para arriba (e l que quiere puede, puede  elevar una plegaria en este momento)

Segundo: al dejar el avión, cruzar los brazos sobre el pecho, apretar los cantos y en lo posible abrir los ojos.

Tercero: Al llegar a tierra, (siempre que se haya abierto el paracaídas por supuesto)  elevar las piernas como para caer de culo.

Eso es todo. Sencillísimo.

Después de colocarte todos los arneses y apretarte a más no poder, quedas hecho una especie de matambre. El inferior, bien tirante  te pasa por la ingle. Apriete bien le digo al instructor, ya que total en esos momentos los testículos los tengo en la garganta.

El ascenso lleva unos 30 minutos quizás. Uno realmente,  no está pensando en el tiempo. Un sudor frío te corre por la espalda y baja hasta lo más recóndito donde no entra ni un alfiler.

Al abrir la puerta, entra viento a raudales y en este momento pensé si  no sería mejor mostrar un poco de cobardía y dejar el salto para dentro de cincuenta años.

En unos segundos te encontras sentado en el umbral de  la puerta, colgando y deseando no pegarle al timón del avión cuando salgas.

La salida de cabeza se hace rápidamente y luego de unos giros en tirabuzón  te estabilizás y podes abrir los brazos. En este momento donde ya estás totalmente jugado solo te queda disfrutar la vista y la sensación de volar. A 250 kilómetro por horas se siente como si condujeras un descapotable. El viento te hace flamear todo lo expuesto. Tuve miedo de perder los pocos pelos que me quedan, las orejas se  doblan hacia atrás y mi nariz aerodinámica deformada simula una gran toma de aire.  Literalmente se siente el ruido del aire cuando choca contra vos y te deja todas las arrugas que tenes,  en la nuca.

ANTES DE SALTAR ALTURA PARACAIDAS MANEJANDO LLEGADA EN VUELO VOLANDO3 VOLANDO2 PLANEANDO VOLANDO4

Luego de unos 45 segundos que no lo parecen la situación cambia súbitamente. De repente se siente como un tirón, como que se detuviera la caída. Sobreviene,  un plácido silencio y parece que ahora estas flotando. El paracaídas se abrió, gracias al cielo.

Luego de realizar varios círculos, te vas acercando a la tierra, deseando que el viaje no terminara nunca. Por último aterrizamos en un campo vecino, y ya en tierra, una última ráfaga de viento hace que  el paracaídas nos arrastre un poco sobre el pasto haciéndonos tragar tierra.

Las sensaciones registradas en todo este viaje son difíciles de explicar con palabras. Pero todas han sido buenas.

Espero que todo este relato los anime a  imitarme. No se van a arrepentir. Por último y no menos importante, es que el costo de realizar esta actividad, se paga recién al regreso. De esta manera uno está exento de abonarla si el salto no terminó en un éxito (por ejemplo descender a mayor velocidad que la calculada). Es un plus de beneficio.

¡¡¡ Muchas gracias a la Escuela de Paracaidismo de Rio III !!!

Todo lo relatado, no necesariamente fue real. La verdad podes encontrarla aquí: https://www.youtube.com/watch?v=ojQlDm5DSaoTA

Distinto grupo y factor

 Distinto grupo y factor, pero en el fondo todos, la misma sangre. Me refiero a la de esta gran familia que son los Conrero, y que este 24 de Mayo se congregó quizás guiados por un llamado ancestral, allá, en la Colonia Silvio Péllico. El lugar donde se inició precisamente, a principios del siglo 20, cuando Carmen y Domingo (nuestros abuelos) decidieron unirse de por vida.2DO ENCUENTRO LOS CONRERO 049

Y hubo de todo y para todos los gustos. A partir de la media mañana fueron acercándose al establecimiento Don Domingo, con las ansias a flor de piel de volver a verse las caras ( y el resto del cuerpo también) de uno por uno, o de a dos por dos, inclusive de tres por tres, nueve. Con el interrogante de saber, si el paso de los años habría hecho añicos esa última imagen que uno conservaba en la memoria de cada uno de los susodichos. Por suerte todos supieron disimular bien este hecho, ya que comprobé que el pasar de los años, afecta a todos por igual.

Así fueron llegando, algunos a caballo, otros caminando, otros en sulky, e inclusive algunos traídos de las narices. Pasamos los cien decía alguno, refiriendo a la cantidad de asistentes y no a la velocidad de llegada. Parecía el acto de campaña algún político, ya que a medida que uno avanzaba iba saludando, dando la mano, abrazo o beso según correspondiera. Llegué a darle tres besos a la prima mas linda.

Lentamente primero y acelerando con la llegada del mediodía, fueron apareciendo las primeras conservadoras, heladeritas portátiles y un surtido de tapers con gran variedad de tamaños y colores. En este momento comprendí lo que significaba el paso del tiempo y los cambios que este ocasiona. Todos sabemos que no existe reunión, donde no tenga participación primordial, la comida. A diferencia de reuniones de antaño, cuando lo que se ponía sobre la mesa requería quizás varios días de preparación y esmero por parte de las mujeres, hoy ellas, las más jóvenes específicamente, resuelven estos requerimientos, marcando el número de alguno de los muchos deliveris que conocen salvando de esa forma la situación con sencillez y rapidez. En síntesis, en esta oportunidad, la comida pasó a un cómodo tercer o cuarto puesto en la escala de valores.

El primer puesto se lo llevó el hecho del reencuentro, la alegría generalizada, el olvido de algunas viejas disputas (si las hubo) y el sentimiento de saber que uno forma parte de una gran familia. Uno mira a la sartenada de primos/as y tios/as, buscando similitudes en el aspecto físico, ademanes comunes, forma de caminar, de expresarse y verdaderamente las encuentra. Para alguien como yo, que ya ha pasado los treinta, y que tiene el disco duro casi al límite de capacidad el encuentro me ha servido para conocer a todos aquellos que fueron agregándose en los últimos años, varios sobre los cuales solo sabía de su existencia por escuetos mensajes. Estoy hablando de la tercera generación de los Conrero. Como me es difícil memorizar mas nombres, estoy usando (como ya les mencioné) una tarjeta de memoria externa, que es el caso de mi mujer, que es capaz de recordar además de los nombres, la edad, fecha de nacimiento, domicilio, santo correspondiente, señas particulares y asociar y correlacionar todo, con hechos sobresalientes de la época.

De sobremesa, entre mate y mate pudimos disfrutar también de la dulce y joven voz de Isabella que nos interpretó algunos temas en inglés, y que fueron traducidas en simultaneo al piamontés por uno de los hermanos Conrero. Cuando se me ocurrió proponer un concurso de anécdotas divertidas, no pensé que habría tantos con ganas de participar. Como organizador y juez del certamen, creo firmemente que el primer puesto otorgado a Eugenia fue justo. Ella además de recordar varios actos vandálicos perpetrados en su niñez pidió públicamente perdón por lo que les hizo pasar a varias de sus tías/os. Y eso requiere de mucho ovario. Espero que pueda disfrutar del viaje que ganó. Quiero aclarar que Cancún era el destino original, pero por problemas con la Gripe Porcina decidí hacer el cambio por este paquete:

TURISMO AVENTURA – DESCUBRIENDO VILLA EL NAYLON Duración: 3 días/2 noches (si llega)

Al llegar a la Terminal de Ómnibus, personal de la empresa le entregará las llaves del vehículo, Mercedes Benz Descapotable Mod C.T.L.Ch (con todos los chiches), para comenzar el recorrido.

Hospedaje en Hosteria La Bala Perdida. Habitación con baño compartido al fondo a la derecha.

Desayuno, almuerzo y cena. (mejor dicho o desayuno, o almuerzo o cena).

Sitios de interés.

1-Visita a la Seccional 14. Encierro durante dos horas en una de las típicas celdas de la seccional, con reos verdaderos.

2-Caminata por las callecitas internas de la Villa, para descubrir y disfrutar los distintos aromas y sabores del entorno.

3-Visita a la Plaza del Porro, donde podrá conocer el modus operandi de algunos lugareños y adquirir mercancías a precios promocionales. 4-Caminata a la luz de la luna: Donde podrán conocer la interesante fauna felina de hábitos nocturnos.

5-Opcional solo para los amantes de emociones extremas: Esta actividad les permitirá conocer como reaccionan alguna de las especies autóctona frente a un estímulo concreto. Los interesados serán trasladados en horas de la madrugada hasta una esquina típica de la Villa provistos de un megáfono o medio de propalación adecuado. Para lograr una estimulación adecuado y rápida reacción, sugerimos expresar a viva voz alguna de las siguientes frases: Vagos de mierdaaaaa!!!!!!

Muera Perón carajo!!!!

Vamos los millonarios todavía!!!

Tu vieja y tu hermana son putaaaaassss!!!!

Que llevar:

Preferiblemente indumentaria marca Cristian Dior , Armani o superior Calzados Riky Sarkany o superior

Cartera Luis Vuitton

Calzón de lata con candado o cinturón de castidad. (Importante: dejar las llaves en el lugar de alojamiento)

Servicios no comprendidos.

Gastos médicos Seguro del automotor Seguro de sepelio

Siguiendo con el tema de las anécdotas y como por razones ya expuestas no pude participar, quería dejarles este recuerdo que conservo de la casa de los abuelos. Por esos años de mi niñez, no había electricidad, (en ese lugar me refiero) solamente por una pocas horas en la noche la casa se alumbraba con un sistema de corriente continua alimentado por decenas de baterías que se recargaban con el motor del tambo. Quizás por eso las sobremesas de la cena, no eran muy largas. O quizás porque todos sabían que al otro día les esperaba un extenso día de duras tareas. La cuestión que apenas terminada la comida, nos íbamos para el dormitorio de la abuela en busca de nuestra cama. Allí parecía que caminábamos sobre algodones ya que nuestros pasos sonaban tenues, apagados, por efecto del piso de madera que tenía la habitación. Cubiertos hasta las orejas con sabanas almidonadas sin una arruga con pesadas frazadas de lana para mitigar el frío del invierno, en la oscuridad, aguzaba el oído, tratando de identificar los pocos sonidos del entorno campero, el chistido de una lechuza, algún tero sonámbulo. Cada cierto tiempo me sobresaltaba el irregular ronroneo de la heladera a kerosén y el sonido de las campanas del reloj de péndulo de la pared de la cocina que marcaba el paso de las horas. (no recuerdo bien si sonaba cada cuarto o cada media hora)

Al día siguiente a media mañana saltaba de la cama y me esperaba un gran desayuno en compañía de mi abuela, tíos/as, primos y de los peones que hacían un alto en sus tareas para reponer fuerzas. Era común acompañar el gran tazón de mate cocido con fiambres, algún dulce casero, miel, manteca y queso. Con la panza llena y calentita, partía luego en busca de alguna nueva aventura.

TACTICA Y ESTRATEGIA

 

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos
.
mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible
.
mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos
.
mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
.
no haya telón
ni abismos
.
mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites 

MARIO BENEDETTI 

PD: Muchas veces me sentí decepcionado conmigo mismo, al comprobar que a pesar de tener el mismo vocabulario, de conocer cada una de las simples palabras que el utilizaba en sus versos , nunca, pero nunca, pude  combinarlas y utilizarlas de la manera que lo hacía el, para expresar un sentimiento. Simplemente un genio.  

 

Relatos inverosímiles. A golpes se hacen…

Por aquellos tiempos en la localidad de La Playosa, se realizaba todos los años un tradicional Baile de Reinas donde se elegía a aquella, que representaría la zona en la Fiesta Nacional del Trigo de Leones. Eran bailes populares a donde concurrían a concursar por una corona, muchas participantes, las más lindas y las no tanto, representando a distintas instituciones y a pueblos vecinos.

Aunque él manejaba desde hacía ya bastante tiempo, hacía poco que contaba con el correspondiente carnet, que lo habilitaba “legalmente” para conducir. El padre en un gesto de confianza, le ofreció una tarea que el acepto rápidamente: con su auto debía trasladar ese sábado, a la reina de Bomberos Voluntarios de la ciudad, para participar en dicho evento.

Partieron ambos temprano, ya que era común en esa época, que apenas pasada la medianoche el baile estuviera en su apogeo. Como era una noche de mucho calor, el mismo se realizaba en la pista al aire libre del Playosa Sportivo Club. Entre selección y selección que brindaba la orquesta desde el escenario, se realizo la elección que recayó en la participante local. Entre copa y copa la fiesta fue transcurriendo plácidamente. El regreso lo hicieron sin novedad.

Eran las cuatro de la mañana cuando dio por finalizada la tarea encomendada. – Todavía es muy temprano para irme a dormir- pensó. Bordeó la plaza y enfiló para el boliche bailable que funcionaba frente a Grandes Tiendas Baravalle. Pero en la fatídica esquina de Bonansea se encontró imprevistamente con otro vehiculo y ocurrió lo único que no tenía que ocurrir esa noche.

El Ford Falcon último modelo que manejaba, se incrustó, con un ruido corto y seco, justo en el medio del otro y ambos quedaron abrazados en mitad de la calle. Aunque en esa época el cinturón no existía o era solamente un adorno, por suerte ninguno de los conductores salió lastimado.

El auto que el padre le había prestado estaba totalmente destrozado imposibilitado ya de circular. Algunos curiosos que se acercaron a mirar, le ayudaron a empujarlo cerca del cordón. El otro en cambio, a pesar de tener embutidas las dos puertas del lado derecho, al rato siguió su camino aunque como medio rengueando.

La noche estaba arruinada, al igual que el auto. En compañía de algunos amigos, que llegaron enterados de la catástrofe, se fue a Kon Tiki a apagar la pena por lo que pasó y por lo que vendría. Casi al alba, con varios whiskys en exceso en el cuerpo, llegó la hora de volver a su casa y atenerse a lo que fuera.

Antes de tumbarse en la cama, decidió dejarle un mensaje a su padre sobre la mesada de la cocina. Sabía que en pocas horas más, él, se levantaría para ir a desayunar con sus amigos como lo hacía todos los domingos.

“Antes de irte, llamame” – escribió como pudo en un papelito. Entre sueños, aún bajo los efectos del alcohol, escuchó que el padre le decía: – ¡Despertate, despertate!! Para que me hiciste llamarte??

– ¡ Nada, nada !! – farfulló el y siguió durmiendo totalmente ido. A los treinta segundos, y después de asomarse a la cochera vacía, volvió a escuchar la voz desesperada del padre que desde la puerta del dormitorio, exclamaba:

¿¿ Y EL AUTO DONDE ESTA??

Epílogo

¡Bueno, al final caminar no es tan malo¡ – pensaba él, mientras seguía transitando esas calles bien conocidas, nuevamente como peatón a seis meses del accidente.

Dos cualidades

La violencia fue el tema sobre el que traté de dar mi punto de vista en el último post. Hoy lo retomo, porque quiero recalcar que creo que gran parte de la violencia que estamos viviendo está generada por actitudes y conductas del mismo dúo nefasto que nos gobierna. Algunos hechos que se han ido produciendo con el correr del tiempo me convencen cada día más de esto.

Reina Kristina, sobre la cual no sabemos todavía a ciencia cierta si es o no abogada, no duda en manipular las leyes a su antojo, para que Néstor I pueda acceder al Parlamento. Aunque él está, tal como lo estuvo ella en su momento, impedido de ocupar ese cargo por no tener domicilio en la provincia que quiere representar. Es pingüino, como dice él, pero sin embargo se lo ve hoy utilizando los recursos del estado para hacer su campaña personal en el conurbano bonaerense. Hablo, de los fondos que está repartiendo como si fueran propios a todos aquellos que le juran fidelidad; del uso indebido, de las fuerzas de seguridad para mantenerlo a prudente distancia de los que protestan en su contra; del uso de helicóptero y aviones que lo llevan a cada acto partidario; del dichoso Canal 7 estatal, que mas parece un canal de su familia.

Quisiera, que compartieran con todos nosotros la formula empleada para haber podido acrecentar en pocos años su patrimonio personal en varios millones. Que suerte que han tenido al haber podido adquirir algunos terrenitos baratos en El Calafate para tener su casita. Que casualidad ha ocurrido, que los que tienen que investigarlos por supuesto enriquecimiento ilícitos son familiares suyos!!  Este matrimonio junto con su hijo, utilizando la información y los medios que le da el estado, forman parte de una consultora que brinda asesoramiento para posibles inversiones y negocios para empresas nacionales y extranjeras. ¡¡Me imagino que esto les habrá traído un montón de nuevos amigos!!  Amigos que además de compartir dividendos, estarán tranquilos ya que han impuesto innumerables trabas para que los funcionarios puedan ser investigados por los fiscales correspondientes. Y como broche de oro, se han auto regalado una ley, para poder blanquear lo que vienen embolsando por izquierda.

Hay alguna duda de que estos actos, no contribuyen a un recalentamiento general??

Ayer, partió con rumbo desconocido el ex presidente Alfonsín. Con la llegada de él a la presidencia, pude desempolvar la libreta y votar por primera vez. Ese año ’83 que será imposible de olvidar para muchos, también lo será para mí. Después de terminar el servicio militar y a los pocos días de casarme con la actual, concurrimos ilusionados a emitir nuestro primer voto. ¡¡Nuevos aires que traían nuevas esperanzas!!

Hoy todos los medios, nos hicieron recordamos aquellas épocas difíciles, tras la dictadura. Que distintas las palabras que hoy escuchamos a diario de los pingüinos, que incitan continuamente a la confrontación entre ciudadanos, con los discursos que marcaron esos años, donde él, a pesar de la gravedad de situaciones que tuvo que atravesar solo hablaba de unión, comprensión y solidaridad.

Pero lo que quiero resaltar son dos de las cualidades que considero son las más importantes que ha tenido este hombre: HUMILDAD Y HONESTIDAD. Dos valores que deberían ser comunes a todos nosotros, pero especialmente a aquellos que son elegidos para dirigir el país. Pero desde aquellos años a este presente, ambos parecen estar sepultadas cada vez mas profundo.

Raúl Alfonsín, en forma impensada, nos está dando un recordatorio de lo que debemos exigir y esperar de los que nos gobiernan hoy.