Parque Nacional Yasuní – Ecuador

5 º Episodio

Con nuestro guía Fernando, su mujer, y un hijo que hace de de timonel, salimos hacia el parque navegando por el Río Napo.5 La atención hacia nosotros es exclusiva. Viajamos con todos los enseres y víveres necesarios para pasar los 2 días de nuestra corta visita.

Al poco de andar, encaramos hacia la derecha por el Río Yasuní, cuyas aguas atraviesan el parque más grande de Ecuador. El más grande, el de mayor diversidad en flora y fauna, y el menos alterado por el hombre. En el viven aun pueblos originarios que prefieren no tener contacto con la “civilización”DSCN4180

Pasamos primero por la zona de amortiguamiento que le llaman, donde encontramos algunos lugareños. Luego a la entrada en sí, se encuentra el primer destacamento de control, donde dejamos constancia de nuestro ingreso. Nos vamos adentrando un poco más hasta llegar al puesto de los guarda parques. Encontramos todo cerrado  sin rastros de ellos.

Allí debajo de una especie de tinglado abierto, DSCN4187armamos el vivac con nuestras carpas. Enseguida vemos que nos acompañan unas enormes arañas instaladas en el techo. No nos inmutamos, ya que estamos acostumbrados a su presencia.

Sin perder tiempo buscamos nuestras cámaras y nos embarcamos nuevamente rumbo a la laguna Jatuncocha. Debido al bajo nivel del agua quedamos varados 2 veces y tenemos que bajarnos a empujar. Hermosos paisajes sobre el río y la lagunaDSCN4316, una vegetación exuberante y completamente solos. Nos sentimos como debe haberse sentido el  explorador Francisco de Orellana, al ver tanta naturaleza virgen y desconocida. Desembarcamos en la orilla y hacemos una caminata por dos horas donde vamos conociendo distintos ambientes con una cambiante vegetación, grandes árboles difíciles de imaginar la edad de los mismos, cientos de helechos, lianas, trepadoras, epífitas. Lo llamativo es que se puede caminar más o menos sin inconvenientes ya que sobre el suelo, solo hay DSCN4311plantas de poco tamaño, ya que su crecimiento se ve impedido por la falta de luz. La mayor parte de la misma es captada por los grandes árboles. En nuestra zona, cualquier monte donde uno pretenda entrar se va a encontrar con gran cantidad de arbustos entremezclados y casi todos espinosos, lo que hace difícil transitar. También se nota en esta selva que cuando las lluvias no son muy intensas, las plantas retienen mucha del agua caída, que se va dispersando de a poco al golpear con el frondoso follaje. Al suelo, llega muy poco.DSCN4636

Cuando regresamos y oscurece,  aprovechamos para hacer una escapada por una senda cercana,  para hacer fotos de la fauna nocturna.

La noche en carpa no fue de las más placenteras. Sobre un duro piso de cemento y solo con una fina colchoneta de gomaespuma dormir no fue fácil. Amanecimos cansados, agarrotados y doloridos.

Luego de desayunar a eso de las 7 de la mañana salimos a hacer un nuevo trekking por otra senda, que nos lleva unas 5 horas. Aquí pudimos escuchar numerosas aves, verlas y fotografiar se hizo difícil por la espesura del follaje. Nos DSCN4189encontramos con un grupo numerosos de monos, pequeños pero muy bullangueros. Al volver encontramos cargadas todas nuestras pertenencias y emprendemos el regreso. Necesitamos volver a Nuevo Rocafuerte para que la gente de migraciones nos selle los pasaportes indicando la salida de Ecuador. Esperamos que abrieran y nos atendieran, por más de una hora. El trámite en sí, dura unos 5 minutos.

De nuevo en el bote, enfilamos  ahora hacia la localidad de Cabo Pantoja, que se encuentra en el límite Ecuador- Perú. Pantoja fue anteriormente la localidad ecuatoriana de Rocafuerte, y que ese país  perdieran durante una guerra años atrás.

En toda esta zona transcurre parte de la novela  de Vargas Llosa y luego la película “Pantaleón y las visitadoras”, que narra la peripecias de un grupo de prostitutas contratadas por el ejército,  que van de cuartel de cuartel para entretener a la tropa.

Fin Etapa 5

Próximo capítulo  VIAJE HACIA IQUITOS

AGUJERO NEGRO II

Se acerca el fin del año 2146. La Reina Cristina III, desde su  residencia ubicada en la provincia de Santa Cristina (Ex Santa Cruz), dirige un mensaje para todos sus súbditos.

Rectificamos: desde la residencia ubicada en la provincia de SU propiedad, dicta una serie de medidas destinadas a generar los recursos necesarios para tapar el gran agujero negro de la economía argentina.

Algunos científicos, atribuyen al la aparición de dicho agujero, a la puesta en marcha a principios del siglo XXI, del acelerador de partículas subatómicas en Europa.

Otros, más atinados, coinciden  que su origen es bastante anterior, a dicha fecha, ya que una de las manifestaciones más importantes de dicho fenómeno se da, allá por el 2001, con el recordado “corralito”. Este fue  de tal magnitud, que al llevarse los bienes, depositados por la población  en la totalidad de los bancos, dejó en bolas a la gran mayoría de la misma. Algunos (no se como)  previeron el fenómeno y lograron zafar.

Pocos años después, y bajo el lema “El ahorro es la base de la riqueza” en una nueva versión, “El ahorro es la base de la riqueza del gobernante de turno”, de un plumazo se apodera de los millones de dólares que los pobres asalariados  venían juntando en las AFJP para su posterior jubilación. Lo mismo ocurrió posteriormente con los fondos del ANSSES.

Siguiendo el hilo de la historia, durante el reinado de Nestor II, haciendo escuela, se decide la incautación de todos los bienes atesorados en las cajas de seguridad de las distintas entidades bancarias. Hecho que logra que la mayoría del pueblo que todavía podía guardar un mango, lo hiciera de ahí en más, dentro del hogar.

Para contrarestar este efecto no previsto y poder mantener el haber jubilatorio, en un despreciable  10%  del salario vital y móvil, Cristina II,  promulga un decreto que lleva a la requisa y confiscación de todos los colchones, que son reemplazados por delgadas esteras que impiden esconder nada.

Este reinado será recordado también, como aquel donde se estableció el 28 de Diciembre, como el Día Nacional del Asado, para rememorar la ancestral costumbre argentina de degustar este plato típico. Y que como cualquier otro plato con carne, desapareció de la mesa de los argentinos, hace muchos años, gracias a la tenaz tarea desarrollada por el  Tío Moreno. Hamburguesas de soja se reparten gratuitamente, ese día, todos los años, a aquellos que concurren (obligatoriamente) al acto  que se realiza en la Plaza de los Pinguinos  ( ex Plaza de Mayo).

Con todos estos antecedentes y previo anuncio que en breve serán repatriados los 5.000 millones de dólares que la provincia sureña  tiene depositados en una cuenta en Suiza, se toman las siguientes medidas:

Nacionalizar los fondos pertenecientes al archiconocido Ratón Pérez, que como todos saben son utilizados en un trueque desigual, de dientes de leche por monedas, por considerárselos como fondos buitres, apátridas y explotadores de la inocencia de nuestros niños. De ahora en más, las  monedas serán reemplazadas por estampitas con la cara de la Reina.

Crear el Fondo Ñoqui Solidario. Con el fin de lograr la tan ansiada redistribución de los ingresos (no los suyos, sino los del pueblo) y   aprovechando la centenaria costumbre del laburante argentino, de poner un billete debajo del plato de ñoquis todos los días 29,  una vez reglamentado dicho decreto, el trabajador tendrá la obligación de depositar el 50% de dicha propina en las cuentas abiertas para tal fin. Dicho fondo, será destinado al pago, de los, valga la redundancia, ñoquis que trabajan en el  Congreso.

Crear el  IBA (Impuesto al Bolsillo Amarillo)

A fin de simplificar el sistema recaudador, será obligatorio para cada trabajador, llevar en su ropa de vestir, un bolsillo perfectamente identificado de color amarillo. En cada ocasión que el susodicho sea beneficiado  con un ingreso,  por cualquier concepto (donación, regalo, pago salario, renta, etc. etc) tendrá la obligación de colocar sin titubeos, el 75% del mismo, en dicho bolsillo. El contralor de dicha medida, y la recaudación, estará a cargo del ejército conformado por los beneficiarios del Plan No Trabajes implementado por el gobierno de Néstor I,  que este año alcanzo la cantidad de 65 millones de personas, y se encuentra bajo el mando del general D`Elía, un tataranieto del recordado Luis.

Con estas sencillas medidas  y agradeciendo la solidaridad puesta de manifiesto por  todos y todas, podremos extender el reinado por ciento cincuenta años más.

¡Viva la Reina!

Agujero Negro

Se acerca el fin del año 2146. La Reina Cristina III, desde su propiedad  residencial ubicada en la provincia de Santa Cristina (Ex Santa Cruz), dirige un mensaje para todos sus súbditos.

Rectificamos: desde la residencia ubicada en la provincia de su propiedad, dicta una serie de medidas destinadas a generar los recursos necesarios para tapar el gran agujero negro de la economía argentina.

Algunos científicos, atribuyen al la aparición de dicho agujero, a la puesta en marcha a principios del siglo XXI, del acelerador de partículas subatómicas en Europa.

Otros, más atinados, coinciden  que su origen es bastante anterior, a dicha fecha, aunque una de las manifestaciones mas importantes de dicho fenómeno se da, allá por el 2001, con el recordado “corralito”. Este fue  de tal magnitud, que al llevarse los bienes depositados en los bancos, dejó en bolas a la mayoría de la población.

Pocos años después, y bajo el lema “El ahorro es la base de la riqueza” en una nueva versión, “El ahorro es la base de la riqueza del gobernante de turno”, de un plumazo se apodera de los millones de dólares que los pobres asalariados  venían juntando en las AFJP para su posterior jubilación.

 

Posteriormente durante el reinado de Nestor II, haciendo escuela, se decide la incautación de todos los bienes atesorados en las cajas de seguridad de las distintas entidades bancarias. Hecho que logra que la mayoría del pueblo que todavía podía guardar un mango, lo hiciera de ahí en más, dentro del hogar. Para contrarestar esto y poder mantener el haber jubilatorio, en un despreciable  10%  del salario vital y móvil, Cristina II,  promulga un decreto que lleva a la requisa y confiscación de todos los colchones, que son reemplazados por delgadas esteras que impiden esconder nada.

Este reinado será recordado también, como aquel donde se estableció el 28 de Diciembre,  como el Día Nacional del Asado, para rememorar la ancestral costumbre argentina de degustar este plato típico. Y que como cualquier otro plato con carne, desapareció de la mesa de los argentinos, hace muchos años, gracias a la tenaz tarea desarrollada por el  Tío Moreno.  Hamburguesas de soja se reparten gratuitamente, ese día, todos los años, a aquellos que concurren al acto que se realiza en la Plaza  25 de Mayo.

 

Con todos estos antecedentes y previo anuncio que en breve serán repatriados los 5.000 millones de dólares que la provincia tiene depositados en una cuenta en Suiza, se toman las siguientes medidas:

 

Nacionalizar los fondos pertenecientes al archiconocido Ratón Pérez, que como todos saben son utilizados en un trueque desigual, de dientes de leche por monedas, por considerárselos como fondos buitres, apátridas y explotadores de la inocencia de nuestros niños. De ahora en más, las  monedas serán reemplazadas por estampitas con la cara de la Reina.

 

Crear el Fondo Ñoqui Solidario. Con el fin de lograr la tan ansiada redistribución de los ingresos (no los suyos, sino los del pueblo) y   aprovechando la centenaria costumbre del laburante argentino, de poner un billete debajo del plato de ñoquis todos los días 29,  una vez reglamentado dicho decreto, el trabajador tendrá la obligación de depositar el 50% de dicha propina en las cuentas abiertas para tal fin. Dicho fondo, será destinado al pago, de los, valga la redundancia, ñoquis que trabajan en el  Congreso.

 

Crear el  IBA (Impuesto al Bolsillo Amarillo)

A fin de simplificar el sistema recaudador, será obligatorio para cada trabajador, llevar en su ropa de vestir, un bolsillo perfectamente identificado de color amarillo. En cada ocasión que el susodicho sea beneficiado  con un ingreso,  por cualquier concepto (donación, regalo, pago salario, renta, etc. etc) tendrá la obligación de colocar sin titubeos, el 75% del mismo, en dicho bolsillo. El contralor de dicha medida, y la recaudación, estará a cargo del ejército conformado por los beneficiarios del Plan No Trabajes implementado por el gobierno de Néstor I,  que este año alcanzo la cantidad de 25 millones de personas, y se encuentra bajo el mando del general D`Elía, un tataranieto del recordado Luis.

 

Con estas sencillas medidas  y agradeciendo la solidaridad puesta de manifiesto por  todos los argentinos, podremos extender el reinado por ciento cincuenta años mas.

¡Viva la Reina!